investigaciones especiales

Reintroducen guacamaya en selva veracruzana de Los Tuxtlas

Por haberla convertido en mascota, la guacamaya roja mesoamericana está en grave peligro de extinción actualmente en México, alertan los investigadores.

La Guacamaya roja, considerada extinta ya en Veracruz por la caza furtiva, tendrá una nueva oportunidad de vivir en libertad en Los Tuxtlas.

El aviario Xcaret, de Cancún, proveerá ejemplares que serán liberados en las selvas veracruzanas luego que hayan recibido un programa de adiestramiento para sobrevivir nuevamente en su hábitat natural.

Los Tuxtlas, Ver.- El Instituto de Biología de la UNAM en coordinación con el aviario Xcaret, de Cancún, construyeron un centro reproductor de guacamayas rojas en la zona núcleo de Los Tuxtlas para repoblar esta especie que fue diezmada en la región.

Este criadero de guacamayas está ubicado en un rancho dentro la Reserva de la Biósfera de Los Tuxtlas, que se denomina La Otra Opción, ahí se importarán aves guacamayas rojas desde Cancún, Quintana Roo, para ser reproducidas y liberadas en Veracruz.

Este proyecto de reintroducción de guacamaya roja en México para la selva de Veracruz colaboran el Instituto de Biología de la UNAM, el aviario de Xcaret – que es donde se importarán las guacamayas-; la Reserva Privada La Otra Opción, así como con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas quien administra la Reserva de la Biósfera de Los Tuxtlas, así como todas las comunidades locales para devolver esta especie extirpada a las selvas de Los Tuxtlas.

Considerado como un proyecto a largo plazo, que inició este año, Xcaret irá trayendo ejemplares de guacamayas rojas, individuos nacidos en cautiverio por grupos para dejarlos crecer en un aviario protegidos de depredadores potenciales y con el mínimo

En el Rancho La Otra Opción, dentro la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, son adiestrados los ejemplares antes de su liberación.

En el Rancho La Otra Opción, dentro la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, son adiestrados los ejemplares antes de su liberación.

contacto humano, precisamente aquí en Los Tuxtlas, Veracruz.

Los biólogos investigadores tanto de la UNAM como de Xcaret dará entrenamientos a los ejemplares de guacamayas rojas con el fin de que se sepan defender y valer por sí mismas, en la vida selvática, al natural, completamente libres, incluyendo el forrajeo de frutos de la selva.

Por haberla convertido en mascota, la guacamaya roja mesoamericana está en grave peligro de extinción actualmente en México, alertan los investigadores.

Actualmente, existen más guacamayas rojas en jaulas (en cautiverio) que en forma silvestre. Las únicas poblaciones silvestres que quedan en México son las de la selva lacandona (Chiapas) donde se estima que existan unas 200 y quizás una pequeña población en la selva de Los Chimalapas (Oaxaca) con un menor número.

Con este proyecto de reintroducción de la Guacamaya Roja, dichas instituciones y organismos ambientales planean llevar a cabo tareas de difusión para que las comunidades conozcan y participen en estas metas, que los mismos campesinos protejan los ejemplares liberados de Guacamayas rojas.

Que las comunidades de campesinos protejan su hábitat y se restauren nuevas áreas de selva, es uno de los objetivos del proyecto mediante el cual se les proporcionará a las comunidades asesorías o apoyos para mejorar sus condiciones de vida

La doctora Patricia Escalante Pliego, investigadora titular de la UNAM del Instituto de Biología UNAM, es la responsable del programa de reintroducción de la guacamaya roja en Veracruz.

doctora Patricia Escalante Pliego, investigadora titular de la UNAM del Instituto de Biología UNAM

doctora Patricia Escalante Pliego, investigadora titular de la UNAM del Instituto de Biología UNAM

PROGRAMA DE REINTRODUCCIÓN DE AVES

De acuerdo al Instituto, antes de liberar las guacamayas rojas a la selva veracruzana se prepararán las aves algunos meses antes en que vivirán dentro un aviario grande ubicado en un ambiente verde y seguro en la reserva “La Otra Opción” en las montañas de la sierra Santa Martha, de Los Tuxtlas.

En este aviario van a recibir entrenamiento de vuelo, anti-depredador y van a conocer todas las plantas y frutos que pueden encontrar las guacamayas después de su liberación en la naturaleza.

Mientras se crían las guacamayas rojas en el aviario de La Otra Opción, los investigadores harán observaciones etológicas para documentar el progreso de las guacamayas en este aviario.
El aviario de pre-liberación tiene una puerta en la parte alta que se va a abrir cuando las aves estén listas, esto será cuando hayan recibido todas las enseñanzas posibles para vivir libres en la vida silvestre y muestren lo que han aprendido aplicando esta información sobre la alimentación y los depredadores.

Las aves tienen la opción de quedarse cerca del aviario donde van a encontrar todavía alimento hasta que se sientan suficientemente seguras de alejarse más. Así ese tipo de reintroducción se llevará a cabo de una manera llamada “liberación suave” que tiene como propósito liberar lentamente a los individuos para que se establezca de nuevo una población de guacamayas rojas en Los Tuxlas, apta de sobrevivir sin ayuda del humano.

“Conforme las aves estén listas para dejar el aviario, se les colocará a algunos ejemplares unos radiotransmisores para seguir sus movimientos si se alejan de la reserva, y así tener conocimiento de sus movimientos y sobrevivencia”, explicaron los investigadores.

Precisamente, en la misma región de Los Tuxtlas está la Red de Monitoreo Comunitario de Aves Huilotl Toxtlan que colaborará en este proyecto de reintroducción de guacamayas rojas, que ya había sido considerado extinta en las selvas de Veracruz.

La Red de Monitoreo Comunitario de Aves Huilotl Toxtlan cuidará que las guacamayas no sean muertas a manos de cazadores furtivos, que no sean robadas sino que solamente el turismo regional les “capture con fotos” y beneficie así la economía propia del ecoturismo.

AVIARIO XCARET, PROVEEDOR DE LA GUACAMAYA

El Aviario de XCARET será el instituto benefactor que proveerá los ejemplares de guacamaya roja a liberar en las selvas de la Reserva de la Biósfera.

En Cancún, del estado de Quintana Roo, Xcaret ha trabajado desde 1993 en un programa de reproducción de guacamayas en cautiverio que ha arrojado resultados importantes. Se ha logrado el establecimiento de 100 parejas de las cuales 40 son reproductoras activas.

En la temporada 2011 lograron un total de 141 nacimientos y eso les hizo merecedores del Record Guinness por el mayor número de nacimientos de guacamayas en cautiverio en el mundo.

A lo largo de todo el tiempo que se ha desarrollado el programa, Xcaret ha obtenido logros en la generación de las técnicas para la crianza artificial y mantenimiento de esta especie en cautiverio, además de experiencia en programas para el entrenamiento y exhibición de estos organismos.

Solo Oaxaca y Chiapas son los estados en donde son halladas guacamayas rojas en libertad. Pronto también Veracruz.

Solo Oaxaca y Chiapas son los estados en donde son halladas guacamayas rojas en libertad. Pronto también Veracruz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: