investigaciones especiales

Geólogos de la UNAM toman muestras del extraño cráter en Moloacán

«El cráter que fue encontrado en el ejido Acalapa Dos del municipio de Moloacán, en los límites con el municipio de Las Choapas, no es volcán, tampoco es petroleo, tampoco huele a azufre. Geólogos de la UNAM tomaron muestras y en un mes o dos meses se tendrán los resultados, lo cierto es que el agua está muy salada y no hay porqué tener miedo», asegura el reportero Juan Carlos Angulo.

Las Choapas, Ver.- Geólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tomaron ya muestras de sedimentos, líquidos y  lodo que brota del extraño cráter del ejido Acalapa Dos que ha causado alarma entre la población por contaminar arroyos y ocasionar supuestas muertes de sus animales de corral.

De acuerdo a los investigadores, los geólogos de la UNAM, dentro un mes o dos ya se tendrán los resultados oficiales.

Algunos fotógrafos han logrado tomar imágenes donde se ven residuos de hidrocarburos.

Algunos fotógrafos han logrado tomar imágenes donde se ven residuos de hidrocarburos.

El reportero Juan Carlos Angulo Martínez, corresponsal en Las Choapas, informó que el extraño cráter -que fue encontrado en el ejido Acalapa Dos- no es volcán ni tampoco es un yacimiento de petróleo.

«Tampoco huele a azufre, geólogos de la UNAM tomaron muestras y en un mes o dos meses se tendrán los resultados, lo cierto es que el agua está muy salada y no hay porqué tener miedo», aseguró el periodista, que visito el ejido Acalapa Dos que se encuentra en los límites con el municipio de Las Choapas.

En días pasados, un geólogo jubilado de Pemex aseguró que ese extraño cráter no era más que un domo salino donde muy probablemente estaría un yacimiento de hidrocarburos ya que toda esa zona de Moloacán está bajo la Cuenca Salina del Istmo.

También el ex alcalde de Moloacán había denunciado ante la prensa local que PEMEX tiene abandonado más de 350 pozos petroleros que ya no explota con extracción de crudo, que están destapados y ocasionan contaminación de mantos acuíferos y cultivos.

Un enorme hueco de 3 metros de diámetro que al interior contiene agua hirviendo con lodo y olor a azufre, tiene atemorizados a habitantes de varias comunidades del municipio de Moloacán, ante la incertidumbre de no saber la explicación de su origen. Aseguran que ya ocasionado mortandad de sus animales de ganado.

No es un cráter volcánico sino un yacimiento petrolero, ubicado dentro un domo salino del istmo, según explica un geólogo jubilado de Pemex.

No es un cráter volcánico sino un yacimiento petrolero, ubicado dentro un domo salino del istmo, según explica un geólogo jubilado de Pemex.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: