investigaciones especiales

Combate el fuego… y usa faldas

Es un personaje nacional, al ser una de las dos únicas mujeres involucradas en esta labor, junto con una compañera de Michoacán, pero la actividad de María Antonia es más intensa. Su carrera y su vida la sustentan su trabajo, al que ama, no a su fama.

Pionera nacional del combate a incendios forestales, orgullosamente veracruzana. Desde los 17 años, María Antonio Espinoza Meza, es combatiente de incendios forestales en México, nació en Puente Nacional, Veracruz, estudió Derecho, y actualmente cursa Ingeniería Forestal

«La gran satisfacción en mi trabajo es enfrentar las llamas de un incendio crítico, de esos de magnitud, diseñar una estrategia, manejarlo y lograr extinguirlo, saber que una vez más, pudimos”, señala

Barranca Seca, Mpio. Villa Aldama, Ver.- Con más de 10 años de experiencia en refrenar incendios forestales y en el manejo del fuego, María Antonia Espinoza Meza, orgullosamente veracruzana, la combatiente más activa de todo el país.

A sus 31 años, esta joven amante y defensora de la naturaleza, ha vivido momentos críticos en su labor, y no es para menos: ser combatiente del fuego en primera línea y protectora de los bosques es un trabajo de alto riesgo, realizado generalmente por hombres, pero ella puede, le gusta y sobre todo, lo hace bien.

Actualmente funge como Coordinadora Regional del Programa para el Fortalecimiento para la Prevención, Detección y Combate de Incendios Forestales y Manejo del Fuego, tiene bajo su mando a 20 brigadistas en todo el Valle de Perote y atiende emergencias en 19 municipios.

Al entrevistarla, viste jeans, botas para trabajo rudo, chaquetón amarillo, casco con su nombre escrito con plumón indeleble y su clave de radiocomunicador, Gaviota.

Libreta y lapicero en mano, uñas pintadas y gafas para el sol, que decide apartarse del rostro y mostrar la mirada. Alrededor, el humo lentamente se disipa tras el simulacro de una quema prescrita, ordenada, como ejemplo de cómo debe practicarse para evitar incendios críticos.

“La gran satisfacción en mi trabajo es enfrentar las llamas de un incendio crítico, de esos de magnitud, diseñar una estrategia, manejarlo, y lograr extinguirlo, saber que una vez más, pudimos. Es una sensación que sólo los combatientes sabemos y sentimos”.

Su ingreso como combatiente inició cuando tenía casi 18 años, en 2003. Su familia se impactó al conocer su decisión porque estaba por ingresar a estudiar Derecho, licenciatura que concluyó.

“Me apoyaron, pero sí les asustó un poco a mis padres y hermanas, pero esto me gusta, es lo mío y hoy estudio Ingeniería Forestal”. No queda duda entonces de que su eje vital es el manejo del fuego.

María Antonia es soltera, ella y su familia viven en un ejido, envueltos y cobijados por la naturaleza. Son oriundos de Puente Nacional, un municipio a 45 minutos de la capital, Xalapa, y del puerto de Veracruz. Es una demarcación con cerros rocallosos, vegetación abundante y un río que se arrastra entre pedregales. De ahí proviene su amor por la naturaleza.

“Desde niña me encantaba salir a montar a caballo, andar por el campo, perderme entre un enorme mangal y siempre supe que eso era mi vida”.

Veracruz tiene 1.4 millones de hectáreas de bosques y selvas que podrían ser afectados por incendios forestales

Veracruz tiene 1.4 millones de hectáreas de bosques y selvas que podrían ser afectados por incendios forestales

De sus últimas experiencias, recuerda el trabajo en tres municipios aledaños a Jalacingo, situado en la carretera Perote-Teziutlán: Miguel Hidalgo, Calpulalpan y Champilico. Fueron 200 hectáreas de manejo en terrenos agrícolas.

En lo que va de su carrera ha vivido momentos difíciles, como ver compañeros intoxicados, atrapados y tener que emprender la retirada para evitar morir en medio del fuego: “Los incendios nos han correteado, y por fortuna aquí seguimos”, explica con cierta picardía y ligeramente sonriente.

En el futuro le gustaría concluir su licenciatura en Ingeniería Forestal, estudiar un doctorado y seguir haciendo carrera. En 10 años le gustaría ser la Gerente Nacional de Incendios Forestales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: