investigaciones especiales

Mueren atropellados monos en carreteras del sureste mexicano

La población de monos aulladores mueren atropellados en las carreteras del sureste de México, según acusan ambientalistas.

Se ha reducido la mitad de la población de monos aulladores de las selvas del sureste de México por la ampliación de carreteras, según acusa las Asociaciones Civiles Conservación Sin Fronteras y Conservación de la Biodiversidad del Usumacinta A.C.

Tan solo en el periodo de un año han muerto arrollados 24 monos saraguatos en la carretera Villahermosa-Escárcega. Ya interpusieron denuncia ante la Profepa

Villahermosa, Tab.- Los monos aulladores saraguatos que aún existen en la selvas del sureste Mexicano están muriendo atropellados por automovilistas en las carreteras del sur del país, informaron grupos ambientalistas.

Debido a que las selvas del sur de México están reduciéndose, los monos aulladores se ven obligados a descender de los árboles para poderse moverse a otros sitios en busca de alimento y al atravesar la carreteras mueren atropellados por automovilistas, señalaron asociaciones civiles de Tabasco.

«En las carreteras los monos enfrentan sus mayores peligros», explican investigadores de Conservación Sin Fronteras A.C.»Entre estos peligros están las carreteras en el Sureste de México las cuales carecen totalmente de medidas que reduzcan el riesgo de atropellamiento».

En poco más de un año, asegura, ha muerto casi la mitad de la población de monos saraguatos localizada en la zona que atraviesa un tramo de la carretera Villahermosa-Escarcega, que comunica los estados de Tabasco-Chiapas-Campeche.

Una familia encontró en la carretera en ampliación (Villahermosa-Escárcega) una mona adulta atropellada con una cría la cual todavía estaba viva.  El bebé se encontraba en un estado físico de gravedad con costillas y otros huesos fracturados. Ambas murieron.

Una familia encontró en la carretera en ampliación (Villahermosa-Escárcega) una mona adulta atropellada con una cría la cual todavía estaba viva. El bebé se encontraba en un estado físico de gravedad con costillas y otros huesos fracturados. Ambas murieron.

«Mueren los monos debido a que no se tienen señales de su existencia y no hay en el camino puntos de desaceleración para permitir su paso; la especie más afectada es la de los saraguatos mayas (Alouatta pigra) que se encamina a la extinción al menos local», según expresa el informe de investigadores locales.

El mono saraguato es una especie de primate arborícola (que vive en los árboles de la selva). Su población se distribuye en Belice, Guatemala y México. En nuestro país mexicano representa mas del 70% de su distribución. Este primate ha logrado sobrevivir en sitios muy perturbados en donde su hábitat – las majestuosas selvas tropicales- han sido totalmente devastadas.

De acuerdo a los ambientalistas, cada vez más se reduce el hábitat de los monos aulladores. Por ejemplo, del 70% de selvas que existían en Tabasco donde se alberga esta especie, ahora únicamente queda menos del 2% de hectáreas selváticas.

«El riesgo también existe en el tramo carretero que comunica a Calakmul, casi frontera con Quintana Roo, y la ciudad de Escárcega, donde la ampliación de la carretera fue hecha sin consideraciones ecológicas, a pesar de que una zona de descanso y reproducción de millones de murciélagos de cinco especies está a menos de 200 metros, y la ruta es cruzada habitualmente por primates, jaguares, ocelotes y hervíboros», aseguran los ecologistas.

La cría de la mona atropellada falleció finalmente, no pudo sobrevivir.

La cría de la mona atropellada falleció finalmente, no pudo sobrevivir.

marzo de 2012, biólogos especialistas en la conservación de primates del estado de Tabasco presentaron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, en la cual señalaron que la empresa consultora Geoelemento S.A. de C.V. omitió informar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales [Semarnat] que en la zona de ampliación de la carretera Villahermosa – Escarcega hay presencia de especies protegidas por la Norma Oficial Mexicana [NOM-059-SEMARNAT-2010].

«En esa obra, la Semarnat no le condicionó efectuar el rescate de especies. Para un amplio sector de la opinión pública esta omisión podría parecer banal, de no ser porque el trabajo de investigación de los especialistas en primates determinó que en esta zona habitaban 54 monos saraguatos, población que ha decrecido drásticamente porque entre marzo del año 2012 y junio de 2013 se ha reportado la muerte de 21 saraguatos atropellados en esta carretera; esto representa casi la mitad del total de los monos censados», acusaron los ambientalistas.

Además, han muerto por atropellamiento docenas de osos hormigueros, tlacuaches, cocodrilos, mapaches y aves acuáticas, señala el comunicado difundido por la organización ambientalista CSF (Conservación sin Fronteras) en su página web.

«Ante esta contingencia, la burocratizada delegación chiapaneca de Profepa -la carretera pasa muy cerca de Palenque, dentro del Municipio de Playas de Catazajá al norte de Chiapas- poco ha resuelto, ya que a más de un año de distancia no han logrado evitar que los animales continúen muriendo atropellados», lamentaron.

No solo los monos saraguatos mueren atropellados, sino otras especies como las de mapaches, ocelotes y hasta jaguares, dicen los ecologistas.

No solo los monos saraguatos mueren atropellados, sino otras especies como las de mapaches, ocelotes y hasta jaguares, dicen los ecologistas.

La Versión de la Profepa

A pesar de estos aniquilamientos, la Profepa comunicó en su portal oficial que «inspecciona el tramo carretero con presencia de saraguatos, con el objetivo de verificar que el promovente de la obra carretera cumpla con las medidas de prevención y mitigación para la protección de la fauna silvestre presente».

Entre las acciones de la Profepa, realiza:

  • 1) Pasos superiores de fauna árboricola para favorecer el desplazamiento de los monos
  • 2) Pasos de biodiversidad
  • 3) Instalación de reductores de velocidad en las zonas de mayor avistamiento
  • 4) Instalación de señalización alusiva.

Sin embargo, para la Asociación Civil Conservación Sin Fronteras estas «son solo afirmaciones que solo existen de manera escrita, ya que quienes circulen por la carretera señalada nunca observarán las estructuras anunciadas».

Las versiones oficiales «perdieron su débil sustento, como lo muestran las contundentes imágenes que publicó esta semana la UMA Saraguatos, en las que muestran el derribo de las únicas e insuficientes medidas que la constructora había cumplido. En consecuencia, ante la irresponsabilidad de la compañía constructora y la pasividad de Profepa y deficiente respuesta de SCT, la sociedad mexicana quizá muy pronto deba prepararse para escuchar el anuncio sobre el exterminio de una nueva población de monos saraguatos».

En otras palabras, la ruta hacía la extinción continua su marcha «lenta, pero segura», dicen los ecologistas de Tabasco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: