investigaciones especiales

Le quitan a su hijo; interpone denuncia por currupción contra sistema judicial de Veracruz

Cereso Duport Ostión en Coatzacoalcos. (Foto de Archivo)

Una maestra de Coatzacoalcos ha vivido un verdadero calvario judicial: tras un pleito legal, su marido separado le quitó a su hijo acusándola de sustracción de menores.

La docente interpuso queja ante las autoridades judiciales, juez, secretarios de juzgado y la misma AVI debido a que violentaron sus garantías como esposa y madre por la que incluso tuvo hasta que pisar la cárcel

Coatzacoalcos.Ante la Judicatura del Estado, la maestra Gema Santiago -originaria de esta ciudad- interpuso una querella contra el juez y funcionarios del juzgado segundo de primera instancia y la Agencia Veracruzana de Investigaciones ya que presuntamente violaron sus garantías individuales, al ignorar un amparo.

La maestra Gema Santiago fue encarcelada en el CeReSo en días pasados debido a que su esposo, el cual está separada, le interpuso una demanda por sustracción de menores y el juzgado segundo procedió a una orden de aprehensión en su contra, a pesar que ella gozaba de un amparo judicial.

La Maestra Gema Santiago estuvo recluida pero fue libre bajo fianza, el mismo día de su aprehensión.

Y hoy ella está apelando ante la Judicatura Federal esta supuesta mala actuación de elementos policiacos y todo el juzgado segundo de primera instancia que favorecieron a quitarle su propio hijo.

«Nos quitaron al niño y se brincaron el amparo que ella tenía. Hay una queja en la Judicatura, ella se fue a Xalapa en días pasados a presentar una querella contra el juez, su secretario y el de la mesa; también contra la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y Contra la Familia y contra la Agencia Veracruzana de Investigaciones ya que fue violentada de sus garantías como madre y esposa», informó la hermana de Gema Santiago, que ha sido su soporte en este duro proceso judicial.

Juez Segundo ha sido acusado de Corrupción

El juez segundo de primera instancia, José Manuel Jiménez Santés, no es la primera vez que es acusado de irregularidades en su actuación.

El Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) envió al juez José Manuel Jiménez Santés hasta Coatzacoalcos, como titular y secretario del Juzgado Segundo de Primera Instancia, del distrito XXI.

La profesora Lilia Gema Santiago Ríos denunció el abuso de autoridad de este funcionario, al ordenar quitarle la custodia y guarda de su menor hijo, la cual según ella indebidamente fue promovida por su esposo, en el mes de marzo pasado.

Ante el Consejo de la Judicatura del Estado, la profesora Lilia Gema Santiago Ríos, interpuso formal denuncia y/o queja contra José Manuel Jiménez Santés y Lorenzo Castillo Ortiz, juez y secretario de acuerdos respectivamente, del Juzgado Segundo de Primera Instancia, del XXI distrito judicial de Coatzacoalcos, así como contra quienes resulten responsables de hechos cometidos en agravio de ella.

Según la afectada, el pasado 19 de marzo, fue notificada de un depósito judicial decretado en el expediente 194/2014, del referido juzgado, el cual había sido promovido por su esposo, Carmen Ramos Rodríguez, pero ese mismo día se presentó en ese mismo juzgado un convenio de divorcio, así como de guarda y custodia, de su menor hijo Samuel Ramos Santiago, convenio firmado por la afectada y su esposo, bajo el expediente 483/2014-III.

No obstante, días antes de divorciarse, el 15 de marzo, su esposo ya se había llevado a su menor hijo a vivir a con él, a otro domicilio, aprovechando que ella había acudido a una junta sindical.

Esto lo hizo bajo un primer depósito judicial que promovió en el mismo juzgado, bajo expediente 194/2014, argumentando que el niño siempre estaba con él.

En el convenio de separación no se hizo mención de que el supuesto agraviado tuviera bajo su guarda y custodia a su menor hijo, y menos aún que se encontraran viviendo en domicilios diferentes.

Ambas partes manifestaron que era su voluntad separarse en esa fecha, y que la guarda y custodia del menor la seguiría teniendo ella.

De ahí se desprendió que el depósito judicial 194/2014, promovido por Carmen Ramos quedó sin efecto, por no haber promovido acción alguna contra ella en el término de 10 días.

Sin embargo, el juez y el secretario, excediéndose en sus funciones, solicitó al juez Sexto de Primera Instancia, del mismo distrito judicial, informe si el señor Carmen Ramos, había promovido demanda contra la afectada.

El 4 de abril pasado, el sujeto promovió un nuevo depósito, radicado bajo el número 649/2014, pero en este procedimiento, no se llevó a cabo ninguna diligencia para cerciorarse de la necesidad de la medida, y menos aún el Juez Segundo se cercioró que el menor ya estaba bajo la custodia de su padre, hecho que se contrapuso con la denuncia presentada por la afectada.

El 8 de abril, se decretó el depósito judicial a favor del supuesto agraviado, dentro del expediente 649/2014, pero con las diligencias realizadas en el depósito judicial 194/2014, que había sido promovido por el mismo sujeto, y que había quedado sin efectos, pero que el juez dio por ratificado, indicando que no quedaba sin efectos.

La parte perjudicada con este acto, consideró que “dicho criterio del juez es absurdo, fuera de toda lógica jurídica, y más aún transgrediendo las garantías de legalidad que debe tener todo gobernado en cualquier proceso judicial”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: