Lo siento, pero con la novedad de que tales materiales no son ninguna novedad: la dicha escultura de rasgos iconograficos verdaderamente olmecas, ya esta registrada desde hace ya varios años por el INAH y reconocida como monumento (no recuerdo el número) por los olmequistas de la región, pues fue re ubicada por el propietario que la posee hace años, dañándose de modo sensible dicho sea de paso. Los montículos de tierra son la parte central del sitio Los Laureles levantado topográficamente y con registro INAH desde hace ya dos años, y los petrograbados mencionados dentro de un registro de iconografía que se ha manejado en los Tuxtlas desde hace ya casi 10 años. No son un nuevo hallazgo, pero si preservan rasgos notables para la ciencia, espero que la estridencia de estas noticias no provoque un alud de visitantes insensibles y descuidados que acudan a la región

Me gusta