WALLRAFF, LEYENDA

“Hay que enmascararse para desenmascarar a la sociedad, hay que engañar y fingir para averiguar la verdad”.- Günter Wallraff.

“Me interesa darles voz a los que no tienen voz”, dice Günter Wallraff al micrófono, frente a su audiencia repleta de jóvenes universitarios, algunos otros del público son apenas recién graduados como reporteros aprendices, pero saben escribir bien y por eso están ahí.

“A mí no me gusta el rol de los conocidos, de los famosos… realmente me molesta”, continúa su discurso el periodista alemán, considerado uno de los mejores reporteros del mundo, de la misma talla como Ryzard Kapuscinski.

“Yo hago una fuga; recurro al disfraz para cambiarme, para no ser reconocido, para ser una persona cualquiera, más todavía: para ser una persona marginal que vive situaciones muy graves. Eso es realmente. Muchas veces me disfrazo porque así tengo que hacerlo, me interesa hacerlo porque quiero darle voz a los que no tienen voz.”

por JORGE CÁCERES / Enviado Especial

México, DF.- Hans- Günter Wallraff es un periodista de investigación de nacionalidad alemana; algunas de sus grandes obras periodísticas ya ocupan la cumbre en el ámbito del Periodismo Mundial con sus libros El Periodista Indeseable y Cabeza de Turco.

Su forma de trabajar, su manera de reportear es lo que lo ha llevado a la cima. Recurre al disfraz para infiltrarse en su campo o área de trabajo.

"Hay que empezar por las cosas pequeñas, cuando uno está convencido de que es lo correcto. Yo nunca escribí libros pensando cuántos ejemplares puedo vender, yo los escribí porque eran temas que me interesaba, después me sorprendió a cuánta gente interesaba": GW

“Hay que empezar por las cosas pequeñas, cuando uno está convencido de que es lo correcto. Yo nunca escribí libros pensando cuántos ejemplares puedo vender, yo los escribí porque eran temas que me interesaba, después me sorprendió a cuánta gente interesaba”: GW

“Hay que disfrazarse para desenmascarar a la sociedad, hay que engañar y desfigurarse para descubrir la verdad”, escribió Wallraff en el prefacio de su obra más leída, Cabeza de Turco escrito en los 80’s en el cual se disfrazó como un inmigrante turco para revelar las condiciones miserables que tienen los ilegales en su país y cómo la sociedad alemana los margina, los discrimina racial y económicamente.

Sus métodos radicales de investigación periodística han dado lugar a un verbo en alemán wallraffen (wallraffear), que significa trabajar como encubierto, como un infiltrado, mediante el cual el reportero se transforma con un disfraz, creando una identidad ficticia, para infiltrarse en el campo de trabajo de su tema a publicar.

Así ha creado ya una escuela de periodismo sino es que un género, dirían los académicos y especialistas.

“Mi universidad fueron las fábricas, los hospitales, el contacto con las personas marginadas”, dice.

Günter Wallraff es la segunda vez que viene a México y esta vez está sentado al lado de su compañero traductor de lengua alemana, posado sobre un sofá de piel oscura y con los reflectores de frente.

Es autor de 2 grandes obras del periodismo alemán: Cabeza de Turco y El Periodista Indeseable.

Es autor de 2 grandes obras del periodismo alemán: Cabeza de Turco y El Periodista Indeseable.

Grabadoras y cámaras apuntan hacia su presencia.

Está vestido con jeans y camisa mangas largas de mezclilla, una chamarra de cuero y en la cabeza una gorra negra volteada, con el visor en la nuca.

Posee un look bastante juvenil y fuera de contexto para alguien a sus 73 años cumplidos y que es uno de los hombres más poderosos en el periodismo de Alemania, que ha vendido más de 5 millones de ejemplares de sus libros y cuya obra ha sido traducido a 38 idiomas, a nivel mundial.

Wallraff ha trabajado encubierto como un obrero en fábricas, empresas transnacionales alemanas para poder describir las graves injusticias que hay en el capitalismo preponderante con la clase trabajadora.

“Con otro color de piel, conocí mi país desde una perspectiva distinta” , agrega.

También se ha disfrazado como inmigrante, como ilegal, como un homeless –un vagabundo pordiosero- o como simple vendedor de telemarketing para poder aprehender la verdad y plasmarla en sus reportajes.

“Esto de los disfraces no es un juego, era una obligación para entrar a los lugares donde no me permitían entrar y contar una verdad que yo considero vital”, dice.

Se ha disfrazado de ilegal inmigrante, de vendedor de telemarketing, de obrero en la industria metalurgia y hasta de vagabundo sin techo.

Se ha disfrazado de ilegal inmigrante, de vendedor de telemarketing, de obrero en la industria metalurgia y hasta de vagabundo sin techo.

“Yo me meto en esas clases y sectores sociales, los marginales, ahí tengo muchos amigos, muchas veces ahí hecho grandes amistades porque la gente dice que por fin hay alguien que tiene los huevos para meterse en este trabajo que muchos otros no se animan hacer”, explica.

“En los medios de comunicación muy conservadores me calificaron como un criminal, como alguien que dice mentiras, que no trabaja honestamente, alguien que arma escándalos: que no es honesto, que está contra la ética del periodismo y bla-bla-bla… pero mis colegas en las fábricas no lo han visto así”, dice.

“En todas mis actividades y reportajes que he hecho encubierto, he enfrentado como 20 demandas por juicios interpuestos por los dueños de las empresas donde me infiltré, y que me denunciaron después por falsificación de documentos e identidad. Tuvieron que pasar muchos años para que se pudieran terminar estos juicios.

“Yo gané todos los juicios, los testimonios certificados por los jueces dijeron que yo estaba bien (…) los jueces resolvieron que era más importante conocer la verdad, que falsificar documentos”, expone.

#ArcaMashUp de periodismo “Los Cuadros Negros”, donde junto a la Agencia Bengala y el periódico Más por Más, se convocarona estudiantes y expertos del periodismo para crear momentos de conciencia, no sólo para los 21 participantes sino para los casi 500 asistentes que se dieron cita en SALA en la Ciudad de México.

#ArcaMashUp de periodismo “Los Cuadros Negros”, donde junto a la Agencia Bengala y el periódico Más por Más, se convocarona estudiantes y expertos del periodismo para crear momentos de conciencia, no sólo para los 21 participantes sino para los casi 500 asistentes que se dieron cita en SALA en la Ciudad de México.

“La trampa es menos válida que la verdad” , insiste.

Ahora, cuando hace reportajes como infiltrado ya los “empresarios no me hacen más juicios porque saben que yo voy a ganar”, menciona.

Como se ha hecho ya muy famoso, cada vez “se vuelve más complicado reportear en Alemania, hoy por hoy es muy conocido pero ya no es necesario que publique cosas sino que con una llamada se pueden arreglar las cosas, cuando no se están cumpliendo las leyes.

“Yo recibo diariamente tantas denuncias de trabajadores, de gente que vive en condiciones miserables, que no le pagan lo justo, que violan sus derechos. Y yo actúo en nombre de esta gente”.

Actualmente Günter Wallraff ha creado una pequeña asociación, que se llama Vigilancia del Mundo del Trabajo -Work Watch-integrada por un pequeño equipo de profesionistas que reciben todas las quejas, y trabajan con abogados.

“Intentamos apoyar a los obreros que nos escriben, que dicen que están en situaciones complicadas”, expone.

Decálogo del periodismo infrarrealista de Diego Enrique Osorno.

Decálogo del periodismo infrarrealista de Diego Enrique Osorno.

Además, creó una Fundación llamada Wallraff con la cual otorga becas a jóvenes periodistas que presentan un proyecto de investigación con el método de periodismo encubierto.

“Doy becas a estos estudiantes para que puedan realizar su reportaje, para que tengan dinero para hacer la investigación de su tema y después se publicarán sus reportajes”, dice.

Menciona que ya salió publicado un libro donde se recopila los primeros reportajes de jóvenes periodistas investigando con el método de periodismo de infiltración.

EL CASO MÉXICO

El reportero alemán Günter Wallraff reconoció que México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo.

“Le tengo mucho respeto a la gente que arriesgan sus vidas para conseguir una historia. Es muy importante trabajar en México, hablar sobre México y saber que está pasando con los periodistas en México”

“Sé que trabajar en México como periodista puede ser muy peligroso, pero es muy importante hacerlo”, dice.

“Yo no puedo dar un consejo a los periodistas de este país; yo tomo decisiones para mí, no puedo decir qué deberían hacer los periodistas en México.

“Yo no puedo dar un consejo de lo que debe hacer la gente, yo tengo que tomar mis propias decisiones. Yo no puedo decir lo que tienen que hacer, eso sería muy poco honesto, yo no vivo aquí, sé de los peligros que tienen ustedes acá. Yo que vivo en Alemania no puedo decirles lo que tienen que hacer en México, sería poco ético y poco honesto”, dice.

Sin embargo, emitió unas recomendaciones:

“Para proteger al periodista es necesario trabajar en equipos, trabajar con nombres de fantasía, que no sean los correctos, publicar con un pseudónimo. Trabajar en equipo… que nadie sepa el nombre y apellido de las personas, trabajar con abogados para protegerse mejor”, dice.

Uno de los disfraces para escribir su obra Cabeza de Turco.

Uno de los disfraces para escribir su obra Cabeza de Turco.

Günter Wallraff estuvo en México donde participó en el Arca Mash Up de Periodismo 2015, con la temática “Testimonios al borde del abismo mexicano”. La primera ocasión que visitó el país fue unos años en la Feria Internacional de Guadalajara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: