Lo dejaron morir

EJECUTADO. Le disparan. encuentran cuerpo en plena zona centro de Coatzacoalcos.

En menos de 24 horas, otro ejecutado. El cuerpo de un joven ejecutado desde la madrugada estuvo más de 3 horas sin recibir ningún tipo de atención por parte de autoridades de emergencia y judiciales.

 

por JORGE CÁCERES

 

Coatzacoalcos, Ver. – Cuando el taquero de “La Milagrosa” abrió ayer su portón para vender sus tradicionales taquitos de canasta, lo primero que vio ahí tirado fue el cadáver de un joven, ensangrentado, con la sien destrozada por un balazo.

Y cuando reparó más bien acerca el charco de sangre regado sobre toda la banqueta, supo que aquel domingo no sería igual la venta… esa mañana no iba a abrir su negocio: le habían arrojado el cuerpo de un joven ejecutado casi frente a su negocio.

El nombre de ese muchacho asesinado desde la madrugada se llama Ángel Angulo Rodríguez, de apenas 19 años, proviene de una familia muy humilde y que vivía en la congregación Mundo Nuevo.

Hoy su familia ya alista los rituales para hacerle su funeral: le mataron a balazos a su muchachito.

Una vecina que vive en la calle Madero casi frente al número 620, oyó la primera detonación alrededor de las 5 de la madrugada:

“Se oyó como un cohete”, dice. “Me levanté de la cama, todavía estaba con mucho sueño y vi al joven tirado. No supe qué pasó, pero llamé a la ambulancia y después le hablamos a la policía”.

El joven de Mundo Nuevo se calcula fue asesinado alrededor de las 5:00 horas; pero según reportes fidedignos del comando de inteligencia policial, la Cruz Roja –que fue la primera institución de emergencia que recibió el reporte- llegó la unidad de socorro hasta las 5:55 de la mañana.

Es decir, la Cruz Roja tardó más de una hora en llegar al punto del siniestro.

Los vecinos, dicen, volvieron a llamar esta vez a la Policía, pero -según informes extraoficiales- los socorristas de la Cruz Roja ya habían reportado que se trataba de “solo un borracho” que al llegar “solo lo acomodamos y ya” para que durmiera bien.

La ambulancia llegó pero no lo atendió.

La ambulancia llegó pero no lo atendió.

Como era domingo en la madrugada, después del día de fiesta del sábado, el centro policiaco determinó que no era necesario enviar la patrulla para checar el punto donde había una persona tirada en la calle, supuestamente con sangre.

Los socorristas de guardia a bordo de la ambulancia de la Cruz Roja, delegación Coatzacoalcos, llegaron en la madrugada al punto sobre la avenida Madero casi con Guerrero

La vecina que vive frente, lo confirma: llegaron y se fueron, los de la Cruz Roja.

Pero no, no era un borracho.

Aquél joven había recibido unos disparos de bala y después de varias horas, la sangre que brotaba desde su cabeza ya había formado los primeros charcos, tiñendo de rojo el pavimento.


“Le dieron un tiro en la mano y otro en la cabeza”, confirma un elemento de la Policía Naval.

“¡Sí, apenitas nosotros habíamos pasado como a las 4 de la madrugada por aquí!”, dice otro oficial naval, con un tono de sincera lamentación y empuñando con rabia su rifle de alto poder, como si se tratara de un cazador al cual se le había escapado su presa.

Y así sería, pues la primera patrulla del Mando Único llegó al lugar alrededor de las 8:27 minutos, por la mañana, casi tardaron más de 3 horas en acudir al llamado de vecinos que habían denunciado este homicidio.

“¡Bien pelado!”, había dicho uno de los elementos navales, al bajarse de una patrulla vieja que los transportaba.

Amanecieron con el hallazgo de este cuerpo, en la colonia centro.

Amanecieron con el hallazgo de este cuerpo, en la colonia centro.

El cuerpo de la víctima, seguía ahí, inmóvil.

Los oficiales empezaron a aplicar el protocolo de seguridad y acordonamiento de zona, lo que supuestamente había sido “un borrachazo” ya no era tal; ahora se trataba de un homicidio de un jovencito de 19 años que yacía ahí tirado, frente a la indolencia de toda autoridad judicial y seguridad pública.

“Le dieron un disparo en la mano; eso tiene un significado, que le mataron por haber robado algo a quien no debía”, agregó uno de los oficiales navales.

“Cuando aparecen con el dedo cortado, y en la boca, significa que lo mataron por haber señalado a alguien en un proceso, pero cuando les dan un tiro en la mano, es porque agarró algo que no debió haber hecho”, añade.

-¿Quiénes actúan así?.- le pregunté.

Silencio. El oficial dio unos pasos atrás y se retiró, quizás se había dado cuenta que ya había dicho mucho.


“Esto nunca había pasado aquí en la cuadra”, menciona el taquero de ‘La Milagrosa’.

“Llevamos más de 60 años viviendo aquí y nunca había pasado esto”, insiste.

Son las 9 de la mañana y los primeros vecinos se atreven a asomarse por la puerta o ventana; en esta hora, la Policía Naval y las fuerzas de Seguridad Pública Estatal mantienen acordonada el área.

Un locutor radiofónico, Toño Peraza, quien vive a escasos metros de la escena del crimen, llegó cruzándose la valla de seguridad… comenzó a pelearse con unos oficiales navales que le pidieron que no podía invadir y tomar fotos.

Entonces se fue, visiblemente enojado. Había llegado más tarde que los mismos policías.

Eran las 9 de la mañana; es decir, casi 5 horas después desde que ocurrió el homicidio y aún no llegaba el Ministerio Público ni Servicios Periciales para el levantamiento del cadáver de aquel joven ejecutado, un acribillado más a balazos en menos de 24 horas.

“Tiene arena de playa en los zapatos”, dice un agente ministerial. “Seguro ya lo venían correteando, es probable que quiso huir y aquí lo agarraron”, añade.

“También puede ser que lo traían en un carro, lo bajaron y ahí le dieron. Son dos casquillos de bala calibre 45 súper que están ahí tirados, al lado del cuerpo”.

Apenas el sábado pasado habían matado a una persona durante el día en la colonia Playasol; empero, antes, secuestraron a un empresario afuera del restaurante El Trocadero y después apareció muerto en la autopista Nuevo Teapa–Cosoleacaque.

Esta vez el turno le tocó a un joven de 19 años, de una familia humilde de la congregación Mundo Nuevo.

El joven de Mundo Nuevo, Ángel Angulo Rodríguez, fue ejecutado durante la mañana dominical, y plena zona centro… un número más que se suma a la cifra de estadísticas de ejecuciones en la zona sur del estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: