Muerte ronda sindicatos en el sur de Veracruz

Los trabajadores cercanos a Marjorie Oropeza confirmaron que ella recibió amenazas 3 días atrás * No es la primera vez que la dirigente de la Alianza Sindical en Agua Dulce, o su grupo, es blanco de algún tipo de atentado.

Agua Dulce, Ver.-

 

Los trabajadores cercanos a Marjorie Oropeza confirmaron que ella había recibido amenazas tres días atrás. No es la primera vez que la dirigente de la ASTRAC-CTM, conocida como Alianza Sindical en Agua Dulce, o su grupo es blanco de algún tipo de atentado.

EJECUTADA, LIDERESA SINDICAL.

En noviembre de 2014 anunció haber sido emboscada en la carretera Las Choapas–Paralelo en lo que fue uno de los peores enfrentamientos sindicales de los últimos años, que dejó como saldo varios heridos y una persona muerta.

Y a inicios de este año tuvo un conflicto con Benigno Aguirre, de la FATEV de Las Choapas, quienes pasaron a ser aliados a enemigos por la disputa de la perforación de un pozo petrolero en territorio de Agua Dulce. En esa ocasión, Oropeza Núñez dijo estar siendo amenazada por Aguirre.

Marjorie Oropeza había participado en años anteriores en choques entre sindicatos, los cuales terminaban como enfrentamientos armados, además de que había expresado a través de sus vídeos en vivo en Facebook que temía por su vida, especialmente en dos ocasiones: en agosto de 2017, después de una agresión contra su homólogo, Filadelfo Mendoza, de Las Choapas, según por amenazas del sindicato de Lendechy Córdoba; y el 4 de octubre de ese año, cuando asesinaron a su yerno Samuel Calderón Córdoba, quien ocupaba un cargo al interior de su sindicato.

En ambas ocasiones pidió al Gobierno del Estado de Miguel Ángel Yunes Linares que “volteara a ver” hacia el sur.

“¿Ahora quién sigue?, soy yo”, dijo en su vídeo y también pidió protección al Fiscal, Jorge Winckler Ortiz.

Este es el quinto atentado en contra de dirigentes de la ASTRAC-CTM y FATEV en los últimos 12 meses, en el que el saldo ha sido mortal: el 28 de septiembre del 2017, en Cuichapa, Moloacán, fue asesinada Raquel Rodríguez Ramírez, quien era Secretaria General; el 6 de junio del 2018 mataron afuera de su casa a Claudio Gómez Waldestrand, dirigente de los taxistas adherido a la FATEV; y apenas en julio de este año, desde una moto dispararon contra Filadelfo Espinosa Hernández, líder de la sección de Las Choapas y en esos hechos también murió el obrero Arturo Carrillo. El caso de Marjorie, quien se debate entre la vida y la muerte, es el quinto y el tercero de este año contra un dirigente sindical tan sólo en el sur de Veracruz.

Además de ser dirigente de la Alianza Sindical y la Sección 29 de la ASTRAC-CTM en Agua Dulce, también encabeza una asociación civil llamada Unidad de Servicio para los Aguadulceños (USPAD) y es presidenta de la colonia 18 de marzo, en donde apenas hace unos días promovió el refuerzo de la seguridad con la instalación de portones y vigilantes las 24 horas.

(AVC/Violeta Santiago)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: