Precio de la gasolina bajará cuando se termine la refinería: AMLO

Andrés Manuel López Obrador recibe la Banda Presidencial y toma protesta como Presidente de México en el Palacio Legislativo de San Lázaro. La Banda Presidencial se la entrega Porfirio Muñoz, presidente de la Mesa Directiva, quien a su vez la recibe del ex presidente Enrique Peña Nieto.

RINDE PROTESTA COMO PRESIDENTE DE LA REPUBLICA.

CIUDAD DE MÉXICO.-

Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de México, aseguró que bajará el precio de la gasolina después de que se construya la primera refinería en su gobierno.

Durante su toma de protesta López Obrador reprochó que “ahora resulta que los que subieron el precio de la gasolina quieren que baje”, ante la protesta de los legisladores panistas que sacaron pancartas.

“Me canso, ganso”, dijo el tabasqueño al enumerar los proyectos de infraestructura que planea realizar durante su sexenio.

Al respecto a la corrupción, precisó que buscará tipificarle como un delito grave: “Quien utilice recursos públicos para favorecer a candidatos o partidos se irá a la cárcel sin derecho a fianza”, dijo López Obrador durante su discurso en el Congreso de la Unión.

Durante esta parte de su discurso, al precisar que no buscará perseguir la corrupción del pasado, legisladores interrumpieron al presidente López Obrador para realizar un conteo del 1 al 43 en referencia a los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Guerrero.

En su primer discurso ante la máxima tribuna del país y ya como Presidente de la República portando la banda presidencial en el pecho, Andrés Manuel López Obrador dijo que por mandato del pueblo hoy se inicia la cuarta transformación política de México y con ello, comienza un cambio de régimen político y una transformación pacífica y ordenada.

“Por mandato del pueblo, iniciamos hoy la cuarta transformación política de México, puede parecer pretencioso o exagerado, peor hoy no sólo inicia un nuevo gobierno, hoy comienza un cambio de régimen político, a partir de ahora inicia una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”, explicó.

Con la presencia de su gabinete, de gobernadores y titulares de los órganos autónomos, López Obrador reconoció al presidente saliente, Enrique Peña Nieto que haya respetado la voluntad del pueblo de México.

“Valoramos el que el Presidente en funciones respete la voluntad del pueblo, por eso muchas gracias, licenciado Peña Nieto”, dijo López Obrador.

Explicó que con la cuarta transformación va porque la honestidad y la fraternidad sean la forma de vida del gobierno. “Si definimos el pocas palabras las tres grandes transformaciones de nuestra historia, podríamos resumir que en la Independencia se luchó por abolir la esclavitud y alcanzar la soberanía nacional; en la reforma, por el predominio del poder civil y por la restauración de la República; y en la Revolución, nuestro pueblo y sus extraordinarios dirigentes lucharon por la justicia y la democracia, ahora nosotros queremos convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de gobierno, no se trata de un asunto retórico o propagandístico, estos postulados de sustentan”, dijo López Obrador.


 

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la prioridad de su gobierno es acabar con la corrupción y la impunidad, empero, reiteró que no perseguirá a nadie, porque su apuesta no es hacer circo o una simulación.
En su primer mensaje al Congreso de la Unión, López Obrador dijo que sí se abren expedientes se limitarían a buscar chivos expiatorios.
“Tendríamos que empezar con los de arriba, del sector público y privado”, dijo ante el ex presidente Enrique Peña Nieto.
“Lo más delicado pondríamos al país en una mecánica de conflicto y confrontación y eso nos quitaría tempo para el cambio, la construcción de una nueva patria, la reactivación económica, y la pacificación del país”, precisó.


Porras, aplausos y chiflidos en Zócalo por toma de protesta de AMLO

Algunos entre lágrimas y la mayoría con porras, aplausos y chiflidos, las personas reunidas en el Zócalo de la Ciudad de México recibieron la toma de protesta de Andrés López Obrador entre gritos de: “¡Sí se pudo, sí se pudo!”.

La mañana de este sábado 1 de diciembre, poco a poco se ha ido llenando la plancha de la plaza principal en la Ciudad de México. Desde antes de las 10:00 de la mañana, familias completas comenzaron a llegar: algunos con sus gorras color vino, el del partido Morena, otros con playeras con la imagen del presidente López Obrador, con sombrillas y gorros de colores.

Cuando recibió la banda presidencial y tomó protesta, estallaron los gritos, se agitaron las banderas nacionales y sonaron las matracas. El momento fue transmitido en dos pantallas instaladas frente a la catedral metropolitana. Lo siguieron miles de personas que llenaron la plancha de la Plaza de la Constitución. “¡Sí se pudo!, ¡Sí se pudo!”, “¡Presidente, Presidente!”, gritaban.

Azucena Orozco Ruiz, mercadóloga de 38 años de edad que viajó desde Monterrey, Nuevo León, para escuchar en el Zócalo el mensaje del nuevo presidente. En 2006 también estuvo en este mismo lugar pero por otra causa: vino a reclamar los resultados del proceso electoral que le dieron la victoria a Felipe Calderón.

“Hace 12 años venimos a protestar, hoy venimos a festejar”, compartió. A la llegada del mandatario saliente, Enrique Peña Nieto se escucharon otros apelativos: “¡Ratero, saqueador, escoria, gusano!”, y trompetas que hicieron sonar mentadas de madre.

En las pantallas, el tabasqueño explica la frase que resumirá su gobierno: “Acabar con la corrupción y la impunidad” y la gente grita: “¡Bravo!”, “¡A huevo!”, y hasta “¡Saquen los tambores, apaches!”.

Las porras y los gritos que se escucharon durante el mensaje ante el congreso de la Unión, aquí también se hicieron eco, como cuando en la Cámara se escuchó el conteo del 1 al 43 en nombre de los estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

También hubo rechiflas en contra de los legisladores cuando se manifestaron para reducir el IVA: “¡Cínicos! ¿De qué protestan?” se escuchaba en la plancha del Zócalo.

Como si se tratara de un concierto, en los alrededores, los comerciantes vendían llaveros, pines, calendarios, muñecos llamados “pejeluches”, gorras, sombrillas, chalecos y hasta tazas con la imagen de López Obrador. Los precios de 20 a 130 pesos, dependiendo del producto.

OBRADOR

Andrés Manuel López Obrador recibe la Banda Presidencial y toma protesta como Presidente de México en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: