investigaciones especiales

Robo de combustible a PEMEX generó pérdidas por 60 mil mdp

El presidente Andrés Manuel López Obrador (centro) durante conferencia en Palacio Nacional presenta el plan contra el robo de hidrocarburos. Lo acompañan Octavio Romero Oropeza, director de Pemex; el general Luis Crescencio Sandoval, titular de la Sedena, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; y Alfonso Durazo, secretario de Seguridad; almirante José Rafael Ojeda, titular de Semar; y Javier Jiménez Espriú, al frente de la SCT, entre otros funcionarios.

El gobierno federal inició el Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), que tiene como objetivo detener el robo de combustible en el país y en el que participan 15 dependencias.

Detecta AMLO red de robo de combustible dentro de Pemex; detienen a 3

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante conferencia en Palacio Nacional presenta el plan contra el robo de hidrocarburos. Lo acompañan el general Luis Crescencio Sandoval, titular de la Sedena, y Octavio Romero Oropeza, director de Pemex.

CIUDAD DE MÉXICO.-

Al presentar el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que existe una red dentro de dicha empresa que robaba el 80% de combustible y de la cual ya fueron detenidos tres funcionarios públicos.

En el plan en el que intervienen 15 dependencias del gobierno federal, incluyendo la Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, comenzó el 22 de diciembre con la intervención de todas las instalaciones de Pemex, dónde se encontró que un grupo de personas que controlan las redes de ductos de Pemex estaban involucradas en el robo de hidrocarburos.

«El año pasado el robo significó en términos generales una pérdida para Pemex de 60 mil millones de pesos. Se robaron diariamente más de 600 pipas. En este año una cantidad similar y siempre creciendo. Significa 15 mil litros cada pipa, alrededor de 200 millones de pesos diarios».

«No solo hablamos de ‘huachicol’, la ordeña de ductos sino de un plan que tiene vinculación al interior del gobierno y que se apoya en un sistema de distribución de combustibles porque no es fácil distribuir, vender 600 pipas diarias de gasolina», destacó el titular del Ejecutivo.

Aclaró que no habrá tolerancia en el robo y corrupción para nadie, «‘huachicoleo’ de abajo y ‘huachicoleo’ de arriba».

La Secretaría de la Defensa (Sedena), por su parte, también ha intervenido instalaciones de Pemex con vigilancia para evitar el robo de hidrocarburos.

López Obrador lanzó un Número de atención y prometió proteger a los que denuncien. El número es 01800 228 9660.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, destacó que se tiene la hipótesis de que todo el robo significa solo 20% es desde afuera de los ductos.

«La gran parte es una red de distribución y complicidades», indicó.


El presidente Andrés Manuel López Obrador dejó claro que el robo de combustible, conocido como “huachicoleo”, se combatirá dentro y fuera de Petróleos Mexicanos (Pemex), para lo cual se puso en marcha un plan conjunto en el que participan 15 dependencias federales, con el objetivo de evitar esta práctica donde la corrupción juega un papel importante.

En conferencia de prensa, informó que lo que se roba cada año en gasolinas representa el presupuesto de la UNAM, 60 por ciento de lo que se destinará a las pensiones de adultos mayores y es 60 veces más lo que se invertirá en la creación de 100 universidades públicas

El mandatario federal mencionó que el año pasado se robaron más de 600 pipas de combustible cada día en el país, lo que significó una pérdida de 60 mil millones de pesos, mientras que este año la cifra es similar, «significa 15 mil litros cada pipa, alrededor de 200 millones de pesos diarios».

Por ello, el presidente López Obrador convocó a los trabajadores de Pemex, concesionarios, contratistas, así como autoridades estatales y municipales, y a los mexicanos en general «para que nos apoyen, nos ayuden a que se logre el propósito de cero corrupción».

También pidió a la población denunciar el llamado «huachicoleo» al número telefónico 01 800 22 89 660, y afirmó que se protegerá a quienes lo hagan para terminar con esta práctica que es un robo a bienes de la nación y a recursos públicos.

Refirió que la estrategia se puso en marcha el pasado 20 de diciembre y ha dado resultados, pues si bien «todavía no se puede cantar victoria» hasta el momento, en lo que va de la administración, se ha logrado reducir en 17.4 por ciento el robo de hidrocarburo en comparación con el mes de noviembre del mismo año.

Recordó que está por aprobarse una reforma constitucional para que el robo de hidrocarburos sea un delito grave sin derecho a fianza, porque hasta el momento los responsables logran salir fácilmente, y lo que se busca es elevar la sanción para este delito y castigarlo sin importar la cantidad de lo robado.

Acompañado por integrantes de su gabinete, que forman parte de las 15 dependencias e instituciones que participan en el plan conjunto, señaló que cuatro mil elementos del Ejército y de la Marina participarán en la vigilancia de instalaciones estratégicas de Pemex para evitar el robo, mientras que la empresa productiva del Estado se hará cargo de administrar algunas áreas que están reservadas por trabajadores sindicalizados.

Expuso que como parte del trabajo que se empezó a hacer en su administración se logró presentar ante la autoridad ministerial a tres funcionarios; en uno de los casos se comprobó que violó las normas en el área de monitoreo, en otro se detuvo a un transportista que entraba y salía de una refinería, y un tercer caso que no se puede dar a conocer porque las investigaciones aún están abiertas.

Tras destacar que lo más importante en este caso es detener el robo de hidrocarburos, López Obrador añadió que dará seguimiento e informará a la población sobre este plan para evitar el robo de combustibles lo cual se hacía desde hace tiempo y se descontaba del ingreso de Petróleos Mexicanos.

Al preguntarle si las direcciones de Pemex en administraciones pasadas tenían conocimiento del robo de hidrocarburos, señaló que posiblemente tenían conocimiento porque «hay hasta estadísticas y se centraban sistemas de vigilancia de ductos para mediar la presión», y era casi del dominio público.

Al respecto dijo que se tiene la hipótesis que de todo el robo de combustibles solo 20 por ciento se da con la ordeña de ductos, que es una especie de pantalla, y la mayor parte tiene que ver con un plan que opera con la complicidad de autoridades y con un red de distribución, “entonces son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”.

AMLO VS HUACHICOLEO

EUM20181227NAC03.JPG CIUDAD DE MÉXICO. Presidency/Presidencia-AMLO. 27 de diciembre de 2018. El presidente Andrés Manuel López Obrador (centro) durante conferencia en Palacio Nacional presenta el plan contra el robo de hidrocarburos. Lo acompañan Octavio Romero Oropeza, director de Pemex; el general Luis Crescencio Sandoval, titular de la Sedena, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; y Alfonso Durazo, secretario de Seguridad. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Berenice Fregoso/EELG

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: