Anuncios

investigaciones especiales

Omiso Ayuntamiento de Orizaba ante socavón que pone en riesgo a más de 800 niños

Solicitaron apoyo para la reparación y les contestaron que no hay recursos: APF

/ Manuela V. Carmona /
Orizaba, Ver.-

Padres de familia de la Escuela Primaria Orizaba, de la ciudad con el mismo nombre, denunciaron que las autoridades municipales, se muestren indiferentes ante el latente riesgo que representa un socavón que se formó hace más de un mes en el patio central de la institución

En entrevista, la vicepresidenta de la Asociación de Padres de Familia, Dayra Loyo Curiel, señaló que no piden un apoyo que no se necesite, como lo es un domo, bardas ni aulas, sino que lo que demandan es que se de atención y se repare el hoyo que pone en riesgo a los 500 infantes del turno matutino, más a parte del vespertino, y los fines de semana de la UPN y UPAV.

Y es que fue el pasado 17 de febrero, cuando la directora María Lucina González Molohua envío al Ayuntamiento de Orizaba un oficio dónde exponía que tras una reparación a la cancha del plantel, se detectó un hundimiento de grandes magnitudes, mismo que representa un riesgo latente para los niños por lo que solicitaban la revisión de Protección Civil.

Nuevamente el 18 de febrero, envió un oficio para solicitar por segunda vez su intervención para la reparación la cancha de la escuela; a raíz de ello el 19 de febrero, el director de Obras Públicas, Raúl Martínez Macedo les hizo saber que tras la revisión por parte del supervisor de obra asignado por esta dirección detectó que existe un socavón en el área de la cancha «por el cual la loza corre riesgo de presentar asentamientos derivados del peso que pueda recibir por parte del alumnado y personal administrativo, es probable que tal socavamiento sea provocado por la filtración de líquido al subsuelo, se sugiere sea realizado un análisis en la red de drenaje pluvial, puesto que realizar una reparación en la superficie y no es reparada tal probable filtración, el problema seguirá presente».

A través de un oficio, este funcionario les notificó que la solución requería «realizar perforaciones por tablero colado en la cancha, a continuación se propone realizar una inyección a presión de lechada de concreto y así rellenar el subsuelo asentado y estabilizarlo».

A esta repuesta, la directora de la institución solicitó el 20 de febrero de nueva cuenta el apoyo del municipio, ya que la institución no cuenta con los recursos para atender estas reparaciones. «la escuela y la Asociación de Padres de Familia no cuentan con recursos económicos para poder atender la situación de riesgo de manera inmediata por lo que preocupados por la seguridad de toda la comunidad educativa de esta institución y ante la gran responsabilidad que conlleva la atención a nuestros niños y niñas en edad escolar, sabedores de su gran compromiso con las instituciones educativas de este municipio, solicitamos la reparación de la cancha en su totalidad ya que creemos que es la mejor opción para que los alumnos puedan retomar sus actividades y ante todo salvaguardar su integridad».
Ante la nula respuesta del Ayuntamiento a esta solicitud, 13 días después la directora envío otro oficio fechado el 4 de marzo.

«Ya que a la fecha no nos han atendido en nuestra solicitud pues permanecemos con el riesgo latente».

Recibiendo una contestación casi instantánea, de parte del director de Obras Públicas, Raúl Martínez Macedo respondió: «se han realizado todas las intervenciones pertinentes de manera externa y realizados los análisis propios al interior de la actual administración, tales como visitas al sitio y propuesta de reparación al área afectada por parte de esta Dirección de Obras Públicas… Sin embargo realizando un análisis de la obra a realizar le informó que no es factible que se devenguen recursos económicos para solucionar su problema puesto que los recursos con los que se administra la ciudad, de manera particular los recursos para obra pública son programados de manera anual y son interpretados de manera específica ante la Federación esos recursos son aprobados en primer lugar por el Cabildo y a partir de ese momento forman parte de la respuesta ante la Federación, tramitología que nos lleva un promedio de 8 a 9 meses. Nuestro objetivo como administración pública es velar por el crecimiento de nuestro municipio y con ello es la mejora de la infraestructura municipal en beneficio de toda la población por lo que le sugiero tenga realizar las gestiones que usted considere pertinentes ante la Secretaría de Educación para que dentro de su presupuesto económico pueda ser considerada la reparación de su cancha».

Ante esa situación de negativa por parte del Ayuntamiento de Orizaba y su director de Obras Públicas, Raúl Martínez Macedo, la vicepresidenta de la APF hizo un llamado a las autoridades estatales y educativas, para que atiendan esta situación ya que se teme se pueda desplomar una mayor parte del patio escolar y causar un accidente.

«Hay un riesgo para el alumnado, no sabemos a raíz de que fue, nos dicen que la sedimentación natural del piso cuando se hizo la cancha y lo que fueron aventar fue un relleno bruto, hay mucha piedra grande y entonces con los movimientos telúricos se ha ido filtrando y se está deslavando por dentro. Nos preocupa la seguridad de los niños, su seguridad física porque no pueden regresar a sus actividades pues tienen entrenamientos de básquetbol, danza, folklórica, volibol y ninguno de ellos puede hacer estas actividades y no tienen una cancha donde hacerlas».

WhatsApp Image 2020-03-09 at 6.28.56 PM

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: