investigaciones especiales

Perdió su empleo por el Coronavirus; hoy labora como viene-viene

EL ES LUIS ENRIQUE, EL ACOMODA-CARROS.

Todo empleo es digno, aún cuando sea sub-empleo. Es mejor trabajar en algo honrado que delinquir… y esto el jovencito Luis Enrique lo sabe muy bien, luego que lo corrieron de su trabajo por la crisis ocasionada por la pandemia.

Hoy lleva sustento a su hogar acomodando carros en un centro de abasto. Esta es su historia.

/ Esmeralda Ventura /

Coatzacoalcos, Ver.-

WhatsApp Image 2020-04-03 at 11.01.46 AM (1)

TRAS SU DESPIDO, AHORA LABORA EN EL SECTOR INFORMAL COMO ACOMODA-CARROS

A pesar de que las autoridades federales de Salud y de Trabajo aseguran que no se va a permitir la reducción de los salarios, ni suspensión laboral por la pandemia de COVID-19, la realidad es que, ya hay despidos.

Debido a la crisis económica que se empieza a resentir en el país, las empresas han empezado a prescindir de algunos de sus trabajadores para subsistir por el tiempo que dure la contingencia sanitaria.

Tal es el caso de Luis Enrique Martínez Fernández, de 25 años de edad, quien desde hace semana y media fue dado de baja de su empleo en una tienda de ropa ubicada en el Centro de la ciudad y tuvo que regresar a su antiguo trabajo como acomodador de coches en el estacionamiento de Chedraui 1.

“Perdí mi empleo, ahorita lo que estamos viviendo no es fácil porque nosotros vamos al día”, comenta en entrevista para COSTA VERACRUZ.

Luis estaba feliz, ya que había conseguido integrarse en una empresa que le ofrecía un salario fijo de mil 700 pesos quincenales y tal vez, también tendría Seguro Social, mismo que le serviría para que sus padres, quienes están enfermos, recibieran atención médica.

“Ahí vendía ropa, me iba más o menos, salía para la comida, no mucho que digamos, pero sí algo”, expresa.

Pero el coronavirus frustró todos sus sueños: con apenas un mes en la tienda de ropa, fue despedido, pues la empresa también se está blindando ante la crisis económica que se avecina.

Y aunque le comentaron que después de esta situación probablemente lo llamarían, mientras tiene que buscar un ingreso para llevar a su casa.

“Tengo familia, colaboro con mi casa, apoyo a mi sobrina, a mi amá, a mi apá que están grandes y enfermos”, platica.

Es por eso que Enrique, luego de quedarse sin empleo, trabajó como “chalán” de urbano, pero tampoco le resultó económicamente ya que este sector también es afectado por la cuarentena, por lo que, tras recibir la llamada de su antiguo jefe, volvió como acomodador de carros.

“Tengo una semana apenas que regresé y pues no me está yendo muy bien que digamos, ahorita, con la poca afluencia de gente estoy sacando de propinas entre 150 y 200 pesos, sale para el día; solo cuando es quincena recolecto entre 250 o 300 pesos”, explica.

Cabe hacer mención que Luis Enrique, al igual que otros siete acomodadores más que laboran en Chedraui 1 ganan por propina, no tienen salario fijo ni prestaciones y muchas veces los clientes se molestan cuando les ofrecen apoyo para descargar la despensa o ayudarlos a salir y así obtener unas monedas.

“Se enojan y pues ni modos, tenemos que vivir de eso”, dice el joven vivaracho.

Como diariamente mantiene contacto con mucha gente y es vulnerable a un contagio por COVID-19, usa cubre bocas y cuando la empresa se los proporciona, también se pone guantes.

Lamentablemente, se dice que para la otra semana Chedraui también cerraría sus puertas.

“Ojalá y no porque nosotros vivimos de esto y no sé qué hacer porque no hay dinero, talvez solo me quedaré a cuidar a mis papás”, reflexiona.

WhatsApp Image 2020-04-03 at 11.01.46 AM (2)


DESPROTEGIDOS

En la entidad, la Secretaría de Trabajo del Gobierno del Estado mantiene desprotegido por completo a la clase obrera al mantener cerradas las Juntas Estatales de Conciliación y Arbitraje en Veracruz y la Procuraduría Estatal en Defensa del Trabajador, sin dejar personal de guardia.

Las labores de la Junta Especial número 16 con sede en Coatzacoalcos fue cerrada dentro el periodo comprendido del 19 de marzo al 17 de abril de este año en curso, por lo que reanudarían actividades hasta el 20 de abril de este año.

Sin embargo, muchos de los comercios establecidos de la región han tenido que despedir a sus trabajadores a pesar de los exhortos del Gobierno Federal para que respeten los derechos laborales de sus empleados durante la contingencia por el COVID-19 y no hay nadie que defienda al personal dado de baja.

Quienes hayan sido “recortados” de sus trabajos, solo pueden acudir a la Junta Federal laboral, la cual mantiene el servicio con un horario restrictivo y previa cita.

En la Procuraduría Federal del Trabajo se informa que se continuará brindando el servicio vía telefónica y correo electrónico para dar asesoría, así como de estados procesales en curso.

Los teléfonos disponibles son: 921 21 287 10 o 55 59 98 20 00 ext 87210 y 87213, así como el 800 911 7877 y 800 717 2942, o a través del whatsapp 5521 33 80 10

Los correos ver200@stps.gob.mx / orientacionprofedet@stps.gob.mx

Por su parte, la Unidad Subalterna de la Oficina de Representación Federal del Trabajo en Veracruz zona centro con sede en Coatzacoalcos dio a conocer que para la presentación de quejas, denuncias y trámites relacionados con la inspección federal del Trabajo, se continúa atendiendo en un horario de 9 a 18 horas.

Se pone a disposición los teléfonos de la oficina 921 21 2245

Así como el correo electrónico centromando.dgift@stps.gob.mx

WhatsApp Image 2020-04-03 at 11.01.46 AM (5)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: