investigaciones especiales

Universidad de Veracruz exige investigación por muerte de alumna

 

VERACRUZ, Ver.-

La Universidad Veracruzana (UV) exigió una investigación por la muerte de una de sus estudiantes durante un operativo de la Secretaría de Seguridad Pública, dependencia que la señaló de ser «presunta delincuente».

La casa de estudios aseguró que Ximena, estudiante de la licenciatura en Pedagogía, murió durante «fuego cruzado» en un operativo en el norte de Veracruz.

«La violencia ha vuelto a lastimar a nuestra casa de estudios. En la región norte del estado, Ximena fue estudiante de nuestra casa de estudios y fue asesinada, al parecer víctima de fuego cruzado», dijo la institución académica.

En un comunicado de prensa, expresó: «exigimos de las autoridades justicia rápida y eficiente, así como el restablecimiento de la paz en nuestro estado».

Manifestó que los universitarios condenan el asesinato de Ximena, de la misma forma en que han condenado toda expresión de violencia.

El pasado martes, la Secretaría de Seguridad Pública informó que durante un enfrentamiento con civiles armados en el municipio de Álamo, rescataron a una persona privada ilegalmente de la libertad y abatieron a «dos presuntos agresores».

En el texto oficial se dio a conocer que también incautaron armamento, equipo táctico, 10 vehículos y mil 500 litros de hidrocarburo.

Los hechos ocurrieron sobre la carretera federal Álamo-Tihuatlán, en el camino que conduce a la localidad Zanja del Bote, cuando oficiales de la Fuerza Civil escucharon detonaciones.

La SSP señaló que al aproximarse, observaron una camioneta con hombres a bordo, quienes al notar la presencia policial accionaron sus armas contra los uniformados, quienes repelieron el ataque y neutralizaron a dos sujetos.

Al inspeccionar la zona, los efectivos hallaron una camioneta KIA en cuyo interior estaba un hombre maniatado y cubierto de la cara, por lo que fue liberado.

Metros adelante localizaron ocho vehículos: Toyota Tundra con placas 86555T5, KIA (AB21R06), Toyota Hilux (XL8704A), Ford F-250 (XT42195), Chevrolet 2500 (XT46781), Honda CR-V, Nissan Rogue y Toyota, sin placas, y dos cuatrimotos Honda.

«Todas las unidades tenían reporte de robo y, al parecer, días antes habían sido utilizadas en el secuestro de dos citricultores de Álamo», indicó.

Asimismo aseguraron mil 500 litros de hidrocarburo, cuatro rifles: New Haven Conn USA M99 calibre 22, Benjamin Prowler MP82 calibre 22, Browning Arms Company calibre 22-250 y otro con numeración 2121; así como un fusil AK-47, 567 cartuchos, 20 cargadores, dos chalecos tácticos, tres placas balísticas, tres uniformes pixelados y dos pantalones.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: