investigaciones especiales

Le caen más denuncias por abuso sexual a Casimiro

 

Agencias

Casimiro N, comerciante de masa y tortilla de Cosoleacaque, ha sido acusado de nueva cuenta por la Fiscalía General del Estado por otra víctima por abuso sexual en su haber, esta vez, en la carpeta SUIJP/DXXI/FE1/349/220.

En esa carpeta, la familia de una menor, de identidad resguardada, acusa a Casimiro N de haber cometido abusos contra la pequeña, usando a una de sus sobrinitas para enganchar a la víctima.

Es decir, en su casa, empleaba a otra pequeña, que al parecer también ha sido blanco de abuso, para atraerle víctimas a su guarida y así saciar sus bajos instintos con niños.

Con esta, ya son más de cinco las víctimas que se le acumulan al multi conocido como el “Jeffrey Epstein del Sur de Veracruz”, debido a la similitud en su forma de operar como depredador sexual.

La primera acusación le llegó en agosto pasado, luego de que fuera capturado por la Policía Ministerial con base en Cosoleacaque, y entregado ante el juez,que lo mandó al penal de Coatzacoalcos a pasar la provisión preventiva.

Incluso, la familia del detenido se ha dedicado a desprestigiar a las primeras víctimas, así como a sus madres, que tuvieron el valor de acabar con la impunidad de este sujeto, afirmando que se trataba de líos personales y asuntos de traspatio.

Ahora le cae otra denuncia, con lo que se rompe la narrativa de que atrás de esto, estaban pleitos de vecinos, sino un presunto agresor sexual de niños que ha sido sacado de las calles gracias al trabajo de fiscales y policías de la ministerial de Cosolea.

Este sujeto, sin embargo, ha recibido la protección de un empleado del ayuntamiento de Cosolea, y líder de colonia, conocido como Cornelio Martínez Santiago, quien ha estado entorpeciendo las investigaciones.

Se sabe que Cornelio Martínez Santiago ha acudido al DIF de Cosoleacaque a meter las manos por Casimiro N, para evitar que los trabajadores del DIF investiguen a los menores que hay en la familia de Casimiro N, se desconoce por que motivos.

Cornelio Martínez Santiago ha recibido el apoyo de otro conocido agente municipal de la zona rural de Minatitlán, de nombre Enrique (Pepinillo) Hernández, oriundo de la localidad de Rodríguez Cano, e integrante del plan de autodefensas de esa región.

El supuesto Enrique (Pepinillo) Hernández ha orquestado toda una campaña de desprestigio en redes sociales contra las familias de las niñas presuntamente abusadas por Casimiro N, amparado en la charola que supuestamente goza de las autodefensas, y de líderes ganaderos de esa región.

Se le ha visto en todas las audiencias que ha habido sobre el caso, portando armas, por lo que es sumamente peligroso y debería ser investigado por las autoridades, y expulsado del honorable movimiento de autodefensas de la zona rural de Mina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: