investigaciones especiales

Jubilado petrolero va tras Secretaría General del Sindicato tras reforma

José Ramón Magaña

NANCHITAL, VERACRUZ.-

Recuperar el sentido de pertenencia y responsabilidad social, así como dignificar al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) es lo que busca José Salud Ramón Magaña al contender por la Secretaría General, dejando en claro que los jubilados pueden aspirar a este cargo, ya que jamás concluyeron su relación laboral con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Ramón Magaña fue sincero al expresar sus aspiraciones por representar al STPRM a nivel nacional en la Secretaría General, pues a pesar de los estatutos reformados la Ley Federal del Trabajo (LFT) es muy clara: los jubilados pueden asumir este cargo, ya que continúan pagando cuotas al sindicato, siguen siendo socios, lo que les da el derecho a votar, pero principalmente a ser votados pese a no ser empleados activos.

“Los estatutos del 92 nos permiten participar, y es que debemos de ver que el jubilado no es chatarra, es mentira, ahí está el conocimiento, ahí está la mano de obra, porque fueron capacitados, pero ahorita no ha habido capacitación desde el 89 para el trabajador, el IMP está abandonado, eso lo tenemos que reactivar porque hay muchos jóvenes que son ingenieros petroleros, ingenieros industriales, ingenieros eléctricos”, dijo el petrolero procedente de Villahermosa, Tabasco.

A su llegada a Nanchital, donde sostuvo un encuentro a sana distancia con trabajadores de diversas secciones petroleras, José Ramón recalcó que es necesario recuperar ese sentido de responsabilidad social, el de devolver a las ciudades lo que Pemex les ha dado por la explotación de hidrocarburos, pues anteriormente los sindicalizados participaban en la construcción de escuelas, parques o iglesias, así como en la donación de predios.

Así mismo, José Ramón Magaña pugnó por descentralizar los hospitales y robustecer la atención médica para socios y sus familias, pues el desabasto de medicamentos es un secreto a voces que pocos se atreven a admitir.

José Salud Ramón fue enfático al recalcar que es urgente, es necesario y es obligatorio respetar a las mujeres petroleras, para que puedan tener las mismas oportunidades sin ser víctimas de acoso laboral o sexual para obtener una plaza.

Incluso advirtió que se busca acabar con la venta de fichas y plazas, además de que agregó que debe ser un derecho otorgarle éstas a los hijos de trabajadores, siempre y cuando cumplan con el perfil para ejercerlo.
Respecto a su participación, aclaró que los artículos 356, 360, 364, 365, 366 y 369 de la LFT establecen que los jubilados no pierden su calidad de trabajadores en los sindicatos, ya que continúan con derechos laborales, pues su relación contractual no finalizó con la empresa, pese a no ser empleados activos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: