investigaciones especiales

Se fractura alianza Va Por Veracruz; responsabilizan al PAN

XALAPA, Ver., enero 10

La alianza opositora electoral «Va por Veracruz» se fracturó.

Las dirigencias estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) acusaron al líder panista Joaquín Guzmán Avilés del rompimiento de negociaciones y anunciaron su alianza para enfrentar los comicios para elegir 50 diputaciones locales (30 de mayoría relativa y 20 de representación proporcional) y 212 alcaldías.

En conferencia de prensa, el líder priista Marlon Ramírez y el perredista Sergio Cadena coincidieron en señalar que proyectos personales e incluso «caprichos de Palacio de Gobierno» rompieron las negociaciones.

«La justa proporción de lo que cada partido representa ante los ciudadanos de Veracruz, no está marcada en el porcentaje de máximos y mínimos históricos de votación, ni en los periodos en los que gobernantes gozaron de la plenitud del poder», aclaró el priista.

Recordó que son las voluntades regionales de quienes en vez de someterse a los caprichos de Palacio de Gobierno, han dado la cara por defender los ideales de un país con salud, libertades, con inversión privada, con empleo, con seguridad y programas sociales.

Y dijo que al suscribir una alianza federal otorgaron todas las ventajas a sus compañeros de coalición, pidiendo la oportunidad de compensar en lo local la participación de sus cuadros ciudadanos y militantes.
«Siendo esta negada, le solicitamos con humildad a la dirigencia de Acción Nacional nos permita explorar la posibilidad de ir solo PRD y PRI en una alianza, que tenga la libertad de alzar la voz por los que no están de acuerdo con el Gobierno de México y con el Gobierno de Veracruz», afirmó.

Anunció la conformación de la alianza PRI-PRD, pero destacó que aún y hasta que lo permita la ley, puedan sumarse otros partidos políticos e inclusive, de existir una reflexión, y entendimiento al interior de lo que necesita hoy Veracruz, el mismo Acción Nacional.

En tanto, el líder perredista aseguró que las fuerzas partidistas han procurado encontrar coincidencias de objetivos y resolver diferencias de opinión siempre pensando en las y los veracruzanos.
«Pero los acuerdos políticos, no se logran con posturas soberbias, pretendiendo imponer en la mesa decisiones necias e inamovibles», acusó.

Señaló al dirigente panista de enturbiar la ruta trazada de las negociaciones, asumir una postura que solo privilegia intereses partidarios, personales y grupales.

«El desdén y la soberbia que ha mostrado la dirigencia panista ha dificultado la concreción de acuerdos (…) no podemos ofertar democracia a las y los veracruzanos, si las posturas egoístas y las imposiciones son permitidas y toleradas por los aliados».

Incluso, advirtió que no hay interés de cumplir con la palabra empeñada, porque están obligados a obedecer instrucciones ordenadas desde palacio de gobierno para que esta alianza, que es una exigencia de la ciudadanía veracruzana, no se concrete.

«Es decepcionante, que ahora el dirigente estatal del PAN, intente tergiversar las causas de una ruptura política que el mismo genera. Manifestar su buena fe y su disposición cuando no la ha habido, es de cínicos y mentirosos».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: