investigaciones especiales

Tras clausura de Relleno Sanitario de Nogales; siete municipios de la Región llevan sus RSU a Cuitláhuac


/ Manuela V. Carmona /

Orizaba, Ver.-

Luego de que fuera clausurado el Relleno Sanitario Regional de las Altas Montañas, ubicado en el municipio de Nogales, al menos siete de los más de 20 municipios que hacían uso de este, depositarán sus Residíos Sólidos Urbanos (RSU) en el relleno sanitario de Cuitláhuac, operado por la empresa Industria de Separación y Reciclaje Mareco SA de CV.


En entrevista, el gerente general de esta compañía Juan Carlos Sierra García, señaló que luego del anuncio del cierre temporal total del relleno de Nogales, siete alcaldes lo contactaron para solicitar sean recibidos sus desechos.


Explicó que a partir del 28 de enero, empezaron a recibir cerca de 120 toneladas de basura de Ayuntamientos de la región, y que el tiradero a su cargo cuenta con la capacidad suficiente para procesarla, pues al menos el 60 por ciento de esta, es aprovechada y enviada a los hornos de la “cementera” local en donde son convertidos a energía.


“Hasta el momento alrededor de siete ayuntamientos ya tuvieron un acercamiento y desde el día de ayer (jueves) están trabajando normalmente; si hay la capacidad de atenderlos, porque es una planta de clasificación y aprovechamiento, los residuos se reciben, se separan, se clasifican y en ese sentido, todos los residuos inorgánicos se están disponiendo hacía la cementera como un combustible alterno, ese material no se está confinando, por eso es que hay capacidad”.


Agregó que actualmente cuentan con un equipo de profesionales de investigación y nano tecnólogos, ya que buscan aprovechar el 100 por ciento de los residuos, incluso los orgánicos a través de biodigestores.

“Nosotros como empresa estamos preocupados por los RSU y venimos trabajando desde hace muchos años en aprovechar estos residuos, nuestra tendencia meta es el cero confinamiento, actualmente tenemos un 60 por ciento de aprovechamiento con tendencia al 100, pues estamos queriendo aprovechar la materia orgánica por medio de biodigestores y con eso llegar al 98 por ciento de aprovechamiento de los RSU”.


Aseguró que el relleno a su cargo cuenta con los permisos y medidas sanitarias necesarias para operar, pues han cumplido en tiempo y forma con las recomendaciones emitidas por parte de las autoridades de Medio Ambiente.

“Tenemos nuestra planta funcionando, somos constantemente revisados por las autoridades, cuando hemos tenidos observaciones se han cumplido, en ese sentido estamos trabajando bien y tenemos varios meses atendiendo algunas normas o medidas de mitigación que nos solicitaron y en el momento que nos toque la revisión, se puede hacer sin ningún problema”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: