investigaciones especiales

Guardiana de Pescadores; la Virgen de Villa Allende

VIRGEN DE VILLA ALLENDE

¿Es fin de semana y no saber qué hacer?

Al otro lado del río Coatzacoalcos, en Villa Allende, hay una plaza que puedes visitar, donde se conjuga la Fe y la tradición de sus pobladores.

Coatzacoalcos, Ver.-

Se trata de la Plaza de la Virgen del Carmen, la cual luce completamente renovada, debido a que fue incluida dentro del embellecimiento del Malecón de este lugar.

En medio de la Plaza, que se ha convertido en punto de atractivo turístico, se encuentra la escultura monumental de la “estrella del mar”, como es conocida la Virgen del Carmen en la comunidad católica.

Desde lo alto, con el niño Jesús en sus brazos, “La Patrona de los Pescadores” cuida a los trabajadores que se lanzan por el sustento de sus familias.

Su santuario está ubicado al pie de “La Ensenada”, el muelle donde los más de 200 pescadores de la Villa de Allende, atracan sus lanchas y parten a la mar.

Con ojos de bondad y amor bendice a los hombres que antes de salir, le hacen oraciones para que la pesca les favorezca y puedan ofrecer producto fresco y de calidad.

Los fervientes saben que su patrona los cuidará ante los embates a los que se enfrentan día a día y los ayudará para poder proveer a sus familias.

La escultura de la Virgen del Carmen fue colocada en esta plaza el 10 de marzo de 2007 y fue donada por un empresario de Coatzacoalcos para proteger a los pescadores de la Villa.

La obra artística tiene un tamaño aproximado de más de metro y medio de altura; la Virgen tiene una túnica de color amarillo, una corona y vestido de color oro, mientras el niño Jesús luce una túnica de color azul.

A los pies de la escultura, hay una pintura de los pescadores en una lancha, cerca del faro de las escolleras.

Los trabajadores del mar y la población de Villa Allende celebran a la Virgen del Carmen cada 16 julio, tradición que tiene más de 40 años.

Ese día adornan las embarcaciones con globos de colores para hacer una procesión en el río Coatzacoalcos.

Posteriormente hacen una misa en honor a la Virgen del Carmen.

Después de admirar la escultura, puedes sentarte en una de las recientes bancas colocadas en este sitio, para respirar aire fresco, admirar el río y a lo lejos, malecón de Coatzacoalcos.

Más adelante, a un costado de la plaza, se puede disfrutar de un chapuzón en una “playita” recién improvisada por la comunidad.

O si no, puedes caminar por el recién malecón remodelado y disfrutar del pueblito mágico de Villa Allende.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: