investigaciones especiales

Protestan periodistas por agresión de antimontines

ESMERALDA VENTURA

NUEVO TEAPA.-

El desalojo de un grupo de personas que bloqueaban la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa a la altura de Nuevo Teapa, dejó a cinco comunicadores golpeados la mañana de este sábado.

Rafael León Segovia, de Coatzacoalcos, así como Rodrigo Pérez, Alberto Pulido, Mariaide Ramos Cisneros y Areliz Sosa de Nanchital, fueron los comunicadores que recibieron macanazos y empujones.

A los periodistas los despojaron de sus celulares, los cuales son sus herramientas de trabajo, para que dejaran de transmitir los balazos que lanzaban al aire durante el desalojo para dispersar a los manifestantes.

Lafita León, de Coatzacoalcos, apenas se acercaban al punto donde estaban los policías cuando lo agarraron a golpes y le quitaron el teléfono con el que transmitía en vivo.

Así lo manifestaron en entrevista durante las manifestaciones que hicieron afuera de las bases de la policía estatal en Coatzacoalcos y Nanchital, donde mostraron los golpes y moretones producto de la agresión de los antimotines.

«Empezaron a agredirme, me quitaron la cámara, mi cartera, me empezaron a patear, me pusieron el tolete… Me tuve que hacer el desmayado», señaló León Segovia, a quien también le rompieron sus lentes y le quitaron el celular.

Relataron que a pesar de guardar las medidas necesarias que se llevan a cabo en la cobertura de estos eventos y presentarse como periodistas, hicieron oídos sordos y los lastimaron al igual que a otras personas que no tenían nada qué ver en la manifestación, entre ellos automovilistas.

Incluso, los reporteros pidieron ayuda a la Guardia Nacional que estaba presente en el lugar y les dijeron que debido a que no era su jurisdicción, no podían hacer nada.

Tras la agresión, la APEC y la CEAPP explicaron que dieron acompañamiento a los compañeros agredidos, condenaron los hechos y exhortaron a la Secretaría de Seguridad Pública a respetar y garantizar la labor informativa de los periodistas veracruzanos, “que sancione enérgicamente a los elementos implicados en esta agresión.”

Por su parte la Secretaría de Seguridad Pública informó que habían trasladado a Xalapa a los policías estatales que violentaron el libre ejercicio periodístico de quienes daban cobertura informativa, así como que, a través de la Dirección General de Asuntos Internos, inició las investigaciones para deslindar las responsabilidades correspondientes.

PROTESTAS

Para sumar fuerzas, compañeros periodistas de diversas plataformas hicieron plantones afuera de las bases de la Policía Estatal en Coatzacoalcos y Nanchital, donde con carteles lanzaron consignas con la SSP y exigieron garantías para el ejercicio periodístico y la libertad de expresión.

Los periodistas exigieron al secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, un alto a las agresiones contra comunicadores.

Los comunicadores atacados manifestaron que pondrían su denuncia ante la Fiscalía General del Estado y que ya habían sido contactados por Derechos Humanos. Asimismo, dieron a conocer que habían sido atendidos por los golpes que recibieron.

Los hechos se suscitaron esta mañana cuando los policías estatales antimotines abrían el paso vehicular, que desde el viernes había cerrado de manera intermitente, familiares de Adolfo García Mendoza de 30 años, que fue detenido en la comunidad de Nuevo Teapa.

La autopista Nuevo Teapa – Cosoleacaque fue cerrada alrededor de 12 horas, bloqueando el paso a miles de automovilistas que viajan por el sur del país, algunos pasaron toda la noche varados en esta vialidad arriesgando sus vidas y las de sus familias.

La toma carretera provocó caos en este punto que une el sur sureste mexicano pues coches provenientes de Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y demás estados sureños no podían avanzar hacia el centro de Veracruz y viceversa.

AGREDEN A ESTUDIANTES

Elementos de la Policía Estatal no solo agredieron a cinco reporteros que está mañana daban cobertura al desalojo del bloqueo de la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa, sino también a un grupo de civiles, a quienes presuntamente les robaron sus pertenencias.

Se trata de tres estudiantes, a quienes los uniformados los despojaron de laptops, dinero en efectivo.

Estos jóvenes iban con rumbo hacia el estado de Campeche, sin embargo, quedaron atrapados en el bloqueo de la carretera Costera del Golfo, cuando fueron víctimas del abuso policiaco.

DAÑAN RESTAURANTE

Los policías estatales también fueron señalados de robar y dañar restaurante ubicado en el tramo de la autopista Coatzacoalcos-Villahermosa a la altura de Nuevo Teapa, donde desalojaron a los manifestantes.

En este comedor, aseguran los uniformados entraron a la fuerza, amagaron con armas a los dueños, se llevaron productos e hicieron destrozos dentro del lugar.  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: