investigaciones especiales

‘Pescamos pura cascarita’

Bajo los rayos del sol del mediodía, los pescadores lanzan su tendal de más de mil metros al mar de Coatzacoalcos con la esperanza de tener una buena pesca….

/ ESMERALDA VENTURA /

COATZACOALCOS, VER.-

baja la productividad.

“¡Ahí viene, ahí viene… se ve algo grande, sí, los pelícanos ahí están, hay pescado!”, dicen entre ellos, tal vez con sarcasmo, tal vez con esperanza porque desde que se instalaron las plataformas y los sonares buscan hidrocarburo en las aguas del Golfo de México, han ahuyentado a las especies marinas, mermando la producción de 15 toneladas a una veintena de pescados.

Como si trabajaran en equipo, en un entendimiento natural, los hombres del mar, pelícanos y gaviotas se apoyan entre sí para lograr el objetivo: pescar, unos para comer, otros para venderlos y llevar sustento a sus familias.

“Los pelícanos y las gaviotas son nuestras guías de pesca, ellos ven a distancia dónde hay producto, nos ubican, por eso los cuidamos y todo el pescadito que sale se los damos”, manifestaron.

Tras varios minutos jalando la atarraya, con sus pieles ya tostadas por el efecto del astro rey, la decena de hombres del mar recoge la pesca…

Son botellas y vasos de plástico, palos; uno que otro bagre y pescaditos que mueren en la red, convirtiéndose en comida para pelícanos y gaviotas.

También algunos cangrejos o mantarrayas pequeñas que los hombres regresan al agua escabulléndose rápidamente; y finalmente, uno que otro ronco blanco, lo único bueno para comercializar.

“Ha bajado mucho la pesca, creo que un 50 por ciento o más, antes pescábamos peto, sierra, cojinuda, bonito, pero ya no cae, solo ronco blanco, eran hasta 15 toneladas, ahorita si bien nos va, solo una tonelada”, comentan pescadores para Costa Veracruz.

Lamentablemente la restricción en zona de plataformas ubicadas en el Golfo de México frente a Coatzacoalcos y la exploración en busca de hidrocarburos les ha impactado en su actividad, afectando a cientos de familias pesqueras de Villa Allende.

“Lo que pasa es que andan allá buscando hidrocarburos, pero andan con un barquito y tiran explosiones con sonido, no sé si los barquitos sean de Pemex o de otra compañía, pero afectan mucho porque andan cerca de la costa, por Villa Allende los ven a la orilla del mar”, manifestaron.

Aseguran que también por el mal tiempo a veces no les permite pescar por el lado de Villa Allende por eso vienen a la playa de Coatza a probar fortuna.

“Estamos esperando que se revuelva el rio, el otro día que hubo agua turbia, logramos un poco de pescado que baja de los afluentes”, expresaron.

¿Qué le pedirían al gobierno ante esta crisis que están pasando?
“Le pedimos al gobierno apoyar más al pescador, no pedimos dinero sino empleo, porque hay veces que nada más apoyan a algunos, de hecho, las compañías nada más traen dos lanchas trabajando y somos como cien, en cada lancha van cinco pescadores que representan cada uno a una familia, por lo que alrededor de 500 que estarían pasando una crisis económica, de esta manera, nos urge un empleo temporal.”

Mientras tanto, la veintena de pescado ronco blanco que lograron capturar en su tendal de más de mil metros lo comercializarían para sacar solo para la gasolina del día siguiente para lanzar las redes nuevamente al mar y lograr una buena pesca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: