investigaciones especiales

Hallan a Jatziri en Oaxaca en poder de dos mujeres; fueron capturadas

AGENCIAS

PLAYA VICENTE, VER.-

Tras casi 24 horas desaparecida, la menor Jatziri Celeste Pablo Cardoza de dos años y siete meses originaria de la comunidad de Arenal del municipio de Playa Vicente, fue localizada en Tuxtepec, Oaxaca, un municipio ubicado en los límites con Veracruz en poder de dos mujeres.

Poco antes de la medianoche, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas confirmó que la menor había sido encontrada.

La menor estaba privada de su libertad por dos mujeres, cuya identidad no ha sido identificada, pero trascendió que son madre e hija, una de ellas, encargada de un bar, ligada por amistad a la cuidadora de la niña, que también está detenida por la Fiscalía en Veracruz, en tanto, las otras dos, se encuentran en el vecino estado.

Al filo de la medianoche, el padre de la niña arribó a la fiscalía en Playa Vicente donde reconoció planamente a su pequeña, sin embargo, no le fue entregada ya que la víctima no cuenta con documentación oficial, y se le harán pruebas de ADN para confirmar al 100% la paternidad.

Mientras tanto, estará bajo resguardo del DIF municipal de Playa Vicente.

Horas antes, su padre Iván Pablo Hernández, la buscaba desesperado asegurando que su hija había sido “robada” por una persona “que la vendió”.

El hombre, entre llanto, solicitó la ayuda de las autoridades y de la ciudadanía para dar con su pequeña, “tengo el corazón roto, por favor, ayúdenme a buscar a mi bebé”.

Iván Pablo es un obrero del poblado de Arenal Santa Ana, Playa Vicente, padre de dos niños los cuales ha criado desde hace un par de años, en que la madre de los abandonó para tirarse a los vicios.

La última vez que vieron a Jatziri fue la tarde del viernes, luego de que reportaran que la niña había desaparecido cuando estaba en la calle, a donde había sido vista por última vez cerca de la Casa de Salud, cuando acompañaba a otro niño a un mandado, para ir por un refresco.

La menor estaba al cuidado de una vecina del padre, quien eventualmente alimentaba y cuidaba a Jatziri Celeste y a su hermano, igual menor de edad.

La mujer, supuestamente, estuvo consumiendo bebidas embriagantes, y fue en ese descuido cuando personas desconocidas se la llevaron en un vehículo sospechoso, el cual nunca había sido visto en el pueblo.

Otra de las versiones indica que la cuidadora, en complicidad con la dueña de un bar en Oaxaca, y otra mujer, urdieron el plan para llevarse a la pequeña y comerciarla para una red de trata de personas que opera en Veracruz, Oaxaca y Tlaxcala.

El reporte de la desaparición de la bebé generó una indignación total en Playa Vicente y pueblos vecinos que se volcaron en solidaridad para buscarla por montes, cerros y ríos ante el temor de que hubiera sido blanco de tratantes de personas, o de algún familiar en disgusto con el padre.

Desde las primeras horas de la búsqueda, los pobladores de Arenal Santa Ana cargaron sus sospechas contra la cuidadora, y presionaron a las autoridades para que fuera retenida. Por lo que quedó en manos de las autoridades en calidad de presentada como sospechosa.

Para antes de las doce de la noche, los corazones de cientos de personas de Playa Vicente y de Arenal Santa Ana, estallaron en júbilo ante la noticia de que la chiquilla había sido localizada, que estaba sana, y que dos captoras estaban en manos de la justicia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: