investigaciones especiales

Persiste derrame de crudo en Hueyapan de Ocampo

Pobladores exigen a Pemex resarcir el daño, cambiar tuberías de más de 50 años y sobre todo pavimentar un camino que han usado por medio siglo y nunca le han hecho nada

JORGE CÁCERES

HUEYAPAN, VER.-

Pemex no ha saneado el derrame de hidrocarburos en esta región rural de Hueyapan de Ocampo; por las altas temperaturas se han reportado incendios del crudo que contaminó los suelos.

“La fuga tiene más de seis meses, pero el 10 de mayo se prendió el petróleo y estuvo así durante 10 diez días, la población hizo presión y Pemex le metió mano, a cuentagotas porque la fuga sigue”, expresaron pobladores

La afectación por los derrames es en 20 hectáreas de este municipio, donde hay sembradíos  de caña y pastizales en los cuales los productores tienen sus ganados.

Esta contaminación se reporta además en cuerpos de agua, en un lago de la localidad de La Norma, en el municipio de Hueyapan de Ocampo.

Por este siniestro, los habitantes ya habían bloqueado la carretera federal 180, Costera del Golfo, a la altura de la comunidad de Juan Díaz Covarrubias.

Los inconformes demandan a Petróleos Mexicanos arreglar la fuga de combustible, pues ya son tres meses que se derrama el producto y ha contaminado seriamente el medio ambiente.

La empresa petrolera envió una máquina retroexcavadora, supuestamente para remover el combustible, pero eso no resolvió el problema de contaminación en el ojo de agua y sembradíos.

Aseguran que en 15 años ha habido alrededor de siete fugas, lo cual indica que la tubería ya no sirve debido a que tiene más de 50 años y por más que se le ha pedido a Petróleos Mexicanos, no ha hecho caso.

Asimismo, a la par de solicitar el cambio de tubería, solicitan la pavimentación del camino Santa Catalina-Chacalapa, porque nunca le han hecho nada en estos 50 años y aproximadamente son como 17 kilómetros.

“Nos han engañado durante todo este tiempo, no nos hacen caso a menos que tomemos la carretera 180, por eso se lo exigimos a Pemex que arreglen el camino”, afirman.

Temen que el petróleo que continúa ahí se vaya a una laguna de la zona de la cual se alimentan alrededor de 20 familias que se dedican a la pesca.

Por último, también expresaron que tienen miedo de una explosión con tantas fugas y no cuentan con una salida de emergencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: