investigaciones especiales

Torre de 24 pisos en Veracruz afecta el paisaje histórico

VERACRUZ, Ver.- La construcción (en calle Mariano Arista esquina Xicoténcatl, en el Puerto de Veracruz) está justo afuera del perímetro de la Zona de Monumentos, y a espaldas del Faro Venustiano Carranza, inaugurado en 1910. Foto: Agencia EL UNIVERSAL

/ Antonio Díaz /

VERACRUZ, (EL UNIVERSAL).-

Está justo afuera del perímetro de la Zona de Monumentos, y a espaldas del Faro Venustiano Carranza, inaugurado en 1910.

En 2004, la ciudad y el puerto de Veracruz fueron declarados Zona de Monumentos Históricos, cuyo perímetro abarca 170 manzanas que comprenden edificios con valor histórico construidos en el siglo XVII.

Sin embargo, hoy esa zona está en riesgo, pues fue construida una torre de 24 niveles que daña el paisaje urbano histórico, situación que ha llevado a que el INAH, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, por sus siglas en inglés), organismo de la Unesco en México, e incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador, se pronuncien contra esa magna obra.

La problemática inició en 2017, dijo José Manuel Bañuelos, director del Centro INAH Veracruz, pues el 4 de diciembre de 2017 se tuvo conocimiento del proyecto para construir la Torre Centro —para uso habitacional— en la calle Mariano Arista esquina Xicoténcatl, en el puerto de Veracruz, y cuatro días después expresaron su desaprobación porque consideraron que hay una «agresión visual y alteración del perfil urbano histórico».

El INAH no pudo argumentar nada porque la Torre Centro fue edificada en predios fuera del perímetro de la Declaratoria de Zona de Monumentos, aunque señaló que afecta al paisaje urbano histórico, pues a unos metros se encuentran inmuebles como el Faro de Venustiano Carranza, de estilo neoclásico e inaugurado en 1910 por el entonces presidente Porfirio Díaz.

También está la Torre Pemex, un edificio de 13 pisos que fue diseñado por el arquitecto Carlos Lazo en 1950, y el hotel Emporio, que data de 1953.

Para diciembre de 2017, indicó Bañuelos, notificó al Ayuntamiento de Veracruz su rechazo al proyecto y se reunieron con el propietario, el representante legal y arquitectos del inmueble, donde se les exhortó a respetar el Reglamento General para la Conservación del Centro Histórico del Municipio de Veracruz y lo previsto en el Artículo 33 del Reglamento de Construcción para el Estado de Veracruz.

Ese artículo establece que «en los monumentos o en las zonas de monumentos a que se refiere la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, o en aquellas que hayan sido determinadas de preservación del Patrimonio Cultural por el Plan Estatal, no podrán ejecutarse demoliciones, nuevas construcciones, obras o instalaciones de cualquier naturaleza sin recabar, en su caso previa a la autorización de la Dirección, la del INAH».

«Se ofreció la asesoría y acompañamiento de los especialistas del INAH para modificar el proyecto, de manera que se integrara a las tipologías de la zona, evitando un impacto negativo en el perfil histórico urbano. Desafortunadamente, a partir de entonces no ha habido interés ni acercamiento por parte de los desarrolladores inmobiliarios, quienes decidieron continuar la obra en el contexto de la contingencia sanitaria», detalló Bañuelos.

De acuerdo con imágenes en Google Maps, en mayo de 2017, en la calle Mariano Arista esquina Xicoténcatl había casas habitaciones de dos niveles, pero dos años después, en julio de 2019 ya se había comenzado la construcción y actualmente ya está la estructura de 24 niveles.

Esto se logró porque «el INAH no tiene competencia para revocar la licencia de construcción». Sin embargo, Bañuelos señaló que en estos más de tres años han emprendido diferentes acciones, pues a través de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, el INAH envió un oficio en febrero de 2020 al alcalde del Puerto de Veracruz, y, otro en abril del mismo año, dirigido al gobernador de Veracruz, en los cuales reiteró su rechazo a la obra y solicita su suspensión: «A la fecha, no se ha recibido respuesta a ninguno de ellos».

El 24 de junio, 10 días después de que el Presidente dijera: «Eso no se debió autorizar y ojalá y se remedie y se rebane legalmente. ¿Cómo dan permiso para eso?, ¿y el patrimonio histórico?», la Secretaría de Protección Civil colocó sellos de suspensión a la obra.

Saúl Alcántara, presidente de Icomos México, señaló que «la torre sólo servirá para la especulación inmobiliaria, pero no sólo eso, también habrá un daño al paisaje urbano histórico, concepto que no está en la Ley de Sitios y Monumentos y por ello, se debe de actualizar.

La ciudad de Veracruz fue la primera ciudad fundada tras la llegada de los españoles y que se borre la historia de esta manera es realmente triste. Las autoridades deben actuar y hacer lo pertinente para revertir esta situación».

VERACRUZ, Ver. La construcción (en calle Mariano Arista esquina Xicoténcatl, en el Puerto de Veracruz) está justo afuera del perímetro de la Zona de Monumentos, y a espaldas del Faro Venustiano Carranza, inaugurado en 1910. Foto: Agencia EL UNIVERSAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: