investigaciones especiales

Denuncian negligencia en planta de Inophos donde murieron 3 jóvenes obreros


-Empresa dice que investigan causas
-Familiares reclaman ocultamiento del siniestro laboral.

/ Isabel Zamudio /

Familiares de los jóvenes trabajadores de la empresa Inophos Fosfatados de México, que murieron sepultados bajo varías toneladas de roca fosfatada en la planta ubicada en Coatzacoalcos, denunciaron presuntos negligencia de la empresa.

La empresa además ocultó a las familias lo ocurrido alrededor de las 23:00 horas del martes 20 de julio, y se enteraron del accidente casi al amanecer, porque otros trabajadores les avisaron y los medios de comunicación ya estaban reportando el hecho.

“Aquí las pruebas de la negligencia de la empresa inophos, mi primo hermoso se comunicó tiempo antes de fallecer con algunos compañeros de trabajo, diciendo que lo metieron a un espacio confinado sin seguridad, haciéndolos trabajar en su día de descanso y de noche, jóvenes con sueños y vidas por delante murieron por acelerar una producción!” Escribió Sarah Osorio junto con la captura de conversaciones de whatsapp.

La empresa emitió en la tarde de este miércoles un escueto comunicado informando que investigan lo ocurrido:

Comunicado de Prensa de Innophos Fosfatados de México, S. de R.L. de C.V.

(Coatzacoalcos, MX)

El martes 20 de julio aproximadamente a las 11 pm, tres empleados que trabajaban en nuestro almacén de roca fosfórica perdieron la vida trágicamente.

Innophos expresa nuestro más sentido pésame a las familias de estos tres empleados y les ofrecemos todo el apoyo necesario.

La empresa está investigando las causas del incidente y trabajando con todas las autoridades correspondientes.

Contacto con los medios:
Javier Santillán
Director de Recursos Humanos

De acuerdo a los propios trabajadores los jóvenes Irving Hermenegildo Díaz de 21 años, Jair Fuentes Osorio de 23 años, y Javier Hernández Linares de 24 años, cayeron dentro de celda de reacción en la planta fosfórica ubicada en la zona industrial de Coatzacoalcos, al reventarse o enredarse una cuerda del arnés de seguridad de uno de ellos.

Los otros dos trataron de rescatarlo y corrieron la misma suerte. Aún cuando el accidente ocurrió desde la noche del martes, los familiares se enteraron hasta la mañana del miércoles.

Pasaron horas sin saber que había pasado con sus hijos, uno de ellos aún estudiante universitario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: