investigaciones especiales

A un año, asesino de Adriana Ruby sigue libre

Agencias

Coatzacoalcos, Ver.-

Se cumple un año del homicidio de la joven Adriana Ruby Bizarro, cuyo cadáver fue localizado el pasado 5 de agosto en calles de la colonia Petrolera, pese a que se tiene identificado al feminicida, la policía no lo ha encontrado.

Por este delito, hay orden de aprehensión contra el rapero “Arios”, cuyo nombre es Humberto Martínez, de unos 30 años.

Este sujeto, según evidencia que hay en video en la Fiscalía General de Justicia, dio muerte a la joven originaria de Delicias, Chihuahua, al parecer por negarse a sostener algún amorío con él.

El hecho violento se dio hace un año en el departamento donde vivía este sujeto, en la colonia Petrolera.

La joven supuestamente llegó a su departamento a tatuar a Arios, pero algo pasó mal dentro de la casa, y eso no se ve en videos.

Después de que la chica entró, se mira al sujeto salir con una maleta, de las que son usadas para viaje, poco tiempo después una cámara de un negocio cercano lo capta regresar, sin la maleta.

Al día siguiente en calles de la Petrolera es localizada la maleta en donde yacía el cadáver de la joven, ensangrentado, al parecer asesinada a golpes y apuñaladas.

Las autoridades tardaron varias horas en contar con la identificación oficial de la mujer encontrada en la maleta. Era nativa de Delicias, Chihuahua, y por ello la familia tardó en enterarse de la tragedia.

El rapero, presuntamente tras cometer el feminicidio, ocupó bien esas horas para limpiar la escena del crimen y darse a la fuga con rumbo hoy desconocido.

El rapero ya cuenta con orden de aprehensión y es buscado intensamente por elementos de la Policía Ministerial del Estado de Veracruz.

Muchas son las dudas que surgen sobre lo que pasó ese día dentro del departamento del rapero, pero cuando le fue practicada la autopsia a la víctima, se descartó violencia sexual.

El arma que portaba la joven tampoco fue encontrada en la escena del crimen y se desconoce si fue asesinada con ella. El lugar había sido vaciado por completo durante unas cuantas horas, y se llevó sus pertenencias, hasta tuvo quien lo ayudó a abandonar el sitio.

Al interior del círculo de amigos de la víctima, se explicó que ella portaba un arma, tipo revólver, pues tenía poco tiempo que había sido amenazada de muerte, incluso acciones hostiles por parte de cercanos a su familia política, definitivamente, afirman, ella no estaba en la delincuencia organizada, solo lo hacía por defenderse, y ni le sirvió.

Toda su vida y trabajo lo dedicaba a sacar adelante a su hija Fernanda, cuyo nombre llevaba tatuado en uno de los brazos, el cual resultó fundamental para identificar sus restos en la plancha del Semefo.

“Estarás presente por la eternidad. Encuentra la paz, un gusto coincidir en este camino Ruby. Ese día sólo te acompañé y quién diría que sería un buen recuerdo salir en ese demo, hasta siempre”, escribió la artista urbana “Speck”, al referir que Adriana Ruby Bizarro había participado en su video de la canción “Salir de Aquí”, en la que habla sobre el incremento de las tumbas en los panteones de Coatza a consecuencia de la violencia, así como de los anhelos de escapar de esta ciudad llena de oportunidades para morir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: