investigaciones especiales

Jonathan se aventó del techo; su estado de salud es grave

Jorge Cáceres/Esmeralda Ventura

Coatzacoalcos, Ver.-

Luego de seis horas de permanecer en el muro de concreto ubicado en un techo de una casa de dos pisos, lamentablemente Jonathan Alberto decidió aventarse al vacío

Fue alrededor de las 22:10 horas cuando el joven se tiró desde una azotea a una altura de alrededor de 20 metros hacia la banqueta y presenta un severo traumatismo craneoencefálico. Está muy grave de salud.

De acuerdo con informes, Jonathan al, escuchar la voz de su madre: «Corazón, que más quieres», saltó y su cuerpo se impactó en el concreto.

Horas de angustia se vivieron la tarde-noche de este lunes luego de que Alberto se subiera a una estructura de concreto ubicada en el techo de una casa en la esquina de las avenidas Nicolás Bravo y Quevedo de la colonia Centro en Coatzacoalcos.

Y cuando se pensaba que no se aventaría porque según versiones de sus conocidos no es la primera que hace este tipo de acciones, decidió atentar contra su vida.

De acuerdo con informes proporcionados por los propios vecinos y amigos, el hombre se llama Jonathan Alberto de 26 años, trabaja en una constructora y vive a lado de la vivienda donde se subió al techo y padece esquizofrenia.

Fueron los propios vecinos los que reportaron al número de emergencias 911 que Jonathan se había subido al techo desde las cuatro de la tarde.

En lo alto de la vivienda, Alberto, delgado, moreno, con tatuajes en el cuerpo, parecía estar fuera de la realidad: parado, mirando al oriente, hablando solo, respondiendo que estaba bien.

Vestía solo un pantalón de mezclilla, cinturón negro, estaba sin camisa y descalzo.

Los dueños de la casa manifestaron que llegaron a las 7 de la noche, pero antes ya les habían reportado que una persona estaba en el techo de su casa.

Comentaron que el joven llegó ahí porque se brincó a través de una azotea que conecta a la vivienda con el departamento de Jonathan.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal quienes acordonaron el área y elementos de Protección Civil y Bomberos, así como una ambulancia para prestar primeros auxilios.

También mucha gente curiosa se aglomeró en el lugar esperando ver el desenlace de este suceso inusual en Coatzacoalcos, casi se volvió un espectáculo.

En entrevista, el director de Protección Civil Municipal, David Esponda comentó que colocarían colchonetas y lo que fuera posible para amortiguar una posible caída en caso de que se quisiera lanzar o al momento de bajarlo, evitar que se lesionara.

Al rescate también se sumaron la Comisión Nacional de Emergencias, amigos del joven y hasta el director del Itesco, Bulmaro Salazar.

Hicieron hasta lo imposible: lo llamaban por su nombre “Jonathan, vamos a casa”; el directo de PC se acostó en el techo para poder dialogar con él; en el balcón la gente trataba de persuadirlo.

Al final Jonathan Alberto pidió que la prensa se retirara porque no quería que vieran que se bajara y se burlaran de él por lo que el área acordonada se amplió.

Asimismo, arribó personal de Alumbrado Público para apagar las luces porque comentó que lo aturdían.

Finalmente, el joven decidió aventarse y lo trasladaron muy grave de salud al hospital Valentín Gómez Farías.

Lamentablemente, lectores de portales digitales hicieron comentarios de burlas ante el delicado hecho.

Se desconoce quién es su familia, también si vivía solo o acompañado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: