investigaciones especiales

La caravana migrante retoma su ruta hacia Oaxaca; no vendrá a Coatzacoalcos

Agencias

Ciudad de Mexico.-

La caravana migrante que salió de Tapachula, Chiapas, el pasado 23 de octubre con destino a la Ciudad de México, retomó su camino hacia Chahuites, Oaxaca, luego de haber permanecido las últimas horas en la localidad de Arriaga.

Los migrantes buscan llegar a la capital, para protestar por el retraso en la tramitación de sus solicitudes de asilo o tránsito.

Por la mañana, la caravana había acordado no pasar por Oaxaca, debido al temor de un operativo de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM) que pudiera frenar su avance. Habían considerado dirigirse a la capital chiapaneca, Tuxtla Gutiérrez, tomar la ruta del Golfo de México y pasar por Coatzacoalcos.

No obstante, luego de una asamblea grupal decidieron retomar su plan original al no conseguir medios de transporte que facilitaran su llegada a Tuxtla.

El activista Irineo Mújica, de la organización Pueblos sin Fronteras que viaja con la caravana, acusó a Oaxaca de ser un estado represivo con los migrantes. Además, señaló que es una zona de influencia del padre Solalinde, de quien dijo que ahora defiende al presidente López Obrador y no a los migrantes, según declaraciones recogidas por la agencia AP.

Por su parte, el INM aseguró el sábado en un comunicado que mantiene la ayuda humanitaria a la caravana migrante y que se mantiene pendiente “para seguir brindando atención médica, asesoría y auxilio”.

El Instituto refrendó su compromiso de entregar, bajo la supervisión de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), tarjetas de visitante por razones humanitarias a mujeres embarazadas y su familia, a menores de edad y sus acompañantes, a personas enfermas y con discapacidad y quienes les asisten, así como a las personas migrantes que tienen solicitud positiva de refugio y sus familiares.

Mencionó que les ofrece traslado a diferentes estados para la realización de sus trámites, así como alimentación y alojamiento en albergues de puertas abiertas.

El Instituto señaló que durante la última semana sus agentes han atendido diversas emergencias médicas de los miembros de la caravana migrante.

En un comunicado difundido el viernes, el INM tachó de “imprecisas, irresponsables e incorrectas las acciones, así como las declaraciones de los autodenominados líderes de la caravana de personas migrantes”.

Esto, por los señalamientos de Irineo Mujica y del coordinador del Centro de Dignificación Humana, Luis Rey García Villagrán, en torno a que el INM “ha desatado una violencia física y psicológica e impulsa una campaña de xenofobia en contra del contingente”.

“La actitud y falta de colaboración de los líderes parece más cercana a la de los traficantes de personas o ‘polleros’ que ponen en riesgo la integridad y vida de la población migrante”, mencionó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: