investigaciones especiales

Abogados de diputado oaxaqueño, fueron aprehendidos

Coatepec, Ver., 9 de noviembre de 2021.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvieron a Víctor Alfonso “N” y José Ramón “N” por presuntos delitos contra la salud, portación ilegal de arma de fuego y ultrajes de la autoridad, en hechos registrados en el municipio de Coatepec.

Derivado de un reporte sobre una persona presuntamente armada a bordo de un vehículo Chrysler placas YMD745A, en la localidad de Pacho Viejo, perteneciente a este municipio, los efectivos implementaron una búsqueda de la unidad, la cual fue detectada en la localidad La Laguna; al marcarle el alto, el conductor hizo caso omiso y disparó contra los oficiales, con lo cual se inició una persecución y, finalmente, la detención del agresor y su acompañante.

Cabe mencionar que durante la detención Víctor Alfonso “N” también atacó con una navaja a uno de los oficiales.

En la revisión le fueron asegurados 40 bolsitas de marihuana, 36 bolsas con droga cristal, una navaja, una arma de fuego corta, la unidad vehicular y tres casquillos percutidos.

Los detenidos y lo asegurado se encuentran a disposición de la autoridad competente para las indagatorias correspondientes.

Cabe recordar que el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Oaxaca, fue detenido en el municipio de Fortín presuntamente por portación ilegal de armas de fuego el pasado 4 de noviembre.

La detención se llevó a cabo el pasado jueves, cuando el legislador ingresó a las instalaciones de la Delegación de Fuerza Civil para investigar sobre la supuesta desaparición de su hijo, quien fue presuntamente detenido por miembros policiacos de Fortín.

Al respecto, sus compañeros de partido solicitaron a las autoridades de Veracruz aclarar lo que llamaron una “abrupta detención”.

A través de un comunicado, el diputado Arsenio Mejía, presidente de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura, exigió la liberación de Gustavo Díaz, al señalar que la detención de un legislador implica la previa existencia de una orden judicial o la comisión de un delito de gravedad en ese preciso momento, lo cual ninguna de las dos opciones pareció cumplirse en el caso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: