investigaciones especiales

Fue fuga de gas, no hubo atentado contra pollería

Agencias

Coatzacoalcos, Ver.-

El incendio que se presentó en la sucursal de la zona centro de Pollos Guerrero, fue resultado de una fuga de gas, en una de sus líneas en mal estado.

Encargados de ese negocio, así como representantes de PC de Coatza, negaron que los peritajes finales hubieran arrojado la presencia de objetos incendiarios, como bombas molotov.

Todo se trató de un chispazo generado en el interior de la tienda, aunado a acumulación de gases que, por fortuna, solo dejó daños materiales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: