investigaciones especiales

UNAM alerta que ecosistema arrecifal de Veracruz podría desaparecer

underwater photography of ocean

Photo by Jeremy Bishop on Pexels.com

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 30 (EL UNIVERSAL).-

De continuar las elevadas concentraciones de metales como el plomo, bario, cadmio, cobre, estaño y níquel, el arrecifal de Veracruz estaría en peligro de desaparecer para el año 2050, así lo alertó Guillermo Horta Puga, académico del Laboratorio de Geoquímica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

«Es el ecosistema más extenso que tenemos en el Golfo de México, está formado por más de 50 arrecifes, geológicamente bien desarrollados. En Veracruz, se ha encontrado bajo el impacto de las actividades humanas prácticamente desde tiempos prehispánicos», indicó el académico a través de un comunicado de la máxima casa de estudios.

Estas concentraciones son el resultado de actividades humanas como las desarrolladas por la industria petrolera, la agricultura, el turismo y la sobrepesca que contaminan la zona de los arrecifes además de las descargas de los ríos Jamapa, Papaloapan, Actopan y La Antigua, cuya afluencia llega directamente hasta el puerto de Veracruz.

Horta Puga agregó que todo eso «ha hecho que disminuya la cobertura coralina; es decir, de los organismos que construyen el arrecife. Tenemos documentado desde 1966 hasta la fecha una caída de cerca del 40 por ciento de la cobertura coralina».

Otro factor que influye en la contaminación de los arrecifes es la ampliación de la mancha urbana, en especial en el último lustro que coincide con la ampliación de la ciudad.

«El impacto es mayor, sobre todo sumado a las actividades agropecuarias e industriales realizadas en el continente, que vierten desechos hacia las cuencas y por los ríos llegan hasta la zona

La presencia de los metales pesados como el plomo se debe al uso indiscriminado de gasolinas; de bario, el cual se emplea en la actividad petrolera; de cadmio, el cual está asociado al cambio de uso de suelo en la planicie costera así como la utilización de barita en las plataformas de extracción petrolera y por último, el cobre y estaño presente en las pinturas de las embarcaciones que llegan al puerto.

Finalmente, el académico de la UNAM indicó que en los estudios que han realizado se demuestra que el cobre y el estaño se depositan en las macroalgas, las cuales han sustituido los corales en los arrecifes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: