investigaciones especiales

Familia suiza pernocta en Coatzacoalcos

Viajan en una troca tipo camping llamada Hakuna Matata. Están por el malecón.

Una familia completa de extranjeros procedentes de Suiza se encuentran en esta ciudad como parte de su propósito de viajar por todo el mundo.

COATZACOALCOS. VER.-

«En México son muy sonrientes», así se expresó Erika, una suiza que junto a su familia llegó a Coatzacoalcos para continuar su peculiar viaje por el mundo; sin embargo, su estancia en la ciudad les parece todo, menos peligrosa.

Erika y Sylvain Meyer llegaron en compañía de sus dos hijos, Tibo e Illan, a quienes por la mañana dan clases de español e inglés, lo hacen en su peculiar vehículo ‘Hakuna Matata’.

“Viajamos por México durante cinco meses para descubrir que la cultura es bonita… tenemos un día aquí, pero nos ha parecido muy bien estar aquí, las personas aquí son muy alegres y sonrientes…viajamos durante tres años por 16 países”, expresó Erika Meyer.


China, Laos, Tailandia, Mongolia, Vietnam, Rusia, Lituania y México son sólo algunos de los países que la familia Meyer visitó, comenzando esta aventura en mayo de 2019 hacia el sudeste asiático, pero es en Laos cuando descubrieron su misión: la de compartir lo visto en cada nación y lo que ellos puedan ofrecer para promover la educación en comunidades rurales visitadas.


Antes de Coatzacoalcos estuvieron en Valladolid y Mérida, en Yucatán, donde conocieron los cenotes, por lo que partirán a Suiza, su país de origen, sin embargo, al venir acompañados de dos menores de 9 y 11 años, ambos padres les imparten diferentes clases para que no interrumpan su formación académica.
A su llegada a cada ciudad acuden a los mercados a comprar frutas y verduras, pues son vegetarianos, sin embargo, estos paseos les dan otra visión de México, un México en el que pesar de la difícil situación, no temen estar aquí.


“Las personas son muy sonrientes, son muy alegres, muchas personas mexicanas nos dicen que tengamos cuidado, pero no ha habido problemas, hemos dormido aquí sin ningún problema, pero antes de quedarnos les preguntamos a las personas si podemos dormir aquí o si es seguro”, respondió Erika.


“Queremos descubrir otras culturas, otros países, para los niños es abrir la mente a conocer a las personas de cada país”, mencionó Sylvain, quien añadió que tiene 14 años casado con Erika.


Aunque pareciera que viajar en plena pandemia de Coronavirus es complicado, para la familia Meyer ha sido más satisfactorio, pues les permite conocer sitios relevantes del planeta sin las aglomeraciones.


“En pandemia ha sido más difícil, pero en Tailandia durante dos años no vimos ningún turista y pudimos disfrutar”, mencionó.


En 2020 el matrimonio suizo fundó la asociación sin fines de lucro ‘Listen to Your Heart and Help’ (escucha a tu corazón y ayuda, traducido al español), que busca apoyar a agrupaciones locales en el impulso a la educación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: