investigaciones especiales

Grupo paramilitar desplazó de sus tierras a familias del pueblo triqui en Oaxaca

Ciudad de México.-

Familias del pueblo triqui en Oaxaca mantienen un plantón indefinido frente al Palacio de Bellas Artes en exigencia que el Gobierno Federal erradique grupos armados paramilitares en la comunidad Tierra Blanca.

Familias del pueblo triqui en Oaxaca mantienen un plantón indefinido frente al Palacio de Bellas Artes en exigencia que el Gobierno Federal erradique grupos armados paramilitares en la comunidad Tierra Blanca.

Las familias triquis son uno de los sectores más pobres en la entidad. Pertenecen al Movimiento de Unificación y Lucha Independiente (MULTI) y aseguraron que la presencia de estos grupos paramilitares ocasionó el desplazamiento de 143 familias que sufrieron despojos de sus tierras.

Horacio Santiago, uno de los líderes del Movimiento Triqui de Oaxaca, aseguró que el Gobierno Federal se mantiene al margen de este conflicto con su política de “abrazos no balazos”.

“En Oaxaca se presentó un fenómeno de desplazamiento forzada interno; es decir, son personas que tuvieron que salir de sus casas y de su territorio a consecuencia de la violencia”, lamentó Horacio Santiago.

En Oaxaca, añadió, a diferencia en otros estados donde la violencia se genera por el narco o el crimen organizado aquí la delincuencia opera a través de un grupo paramilitar.

“Los grupos paramilitares pertenecen al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MUL); son sujetos civiles armados que son financiados algunos por el Estado. Esto obedece a la estructura caciquil que se encuentra en la zona y lo que buscan es tener el control del territorio para el poder  económico, político, electoral y territorial. Este grupo generó el desplazamiento”, expuso.

Los grupos paramilitares pertenecen a una estructura que utiliza MUL para venderse como una organización de lucha social y en defensa de los derechos humanos pero que en verdad son generadores de violencia.

“Este Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MUL) se venden ante el estado, como luchadores por el territorio y la autodeterminación de los pueblos indígenas pero realmente son un brazo armado que actúa a favor de sus intereses, quiere el control del territorio pero también el recurso que les llega a las comunidades”, reiteró.

Actualmente son 143 familias afectadas por el desplazamiento, en esta comunidad de Tierra Blanca. El grupo armado ya tomó posesión de la comunidad. Son 503 personas afectadas incluyendo niños, mujeres, ancianos.

Esta ola de violencia en Tierra Blanca, una comunidad triqui en Oaxaca, ha provocado ya 5 muertos víctimas de la violencia, desde el año pasado 2020.

Frente al Palacio de Bellas Artes, las familias desplazadas instalaron un campamento en donde participan 40 familias, los manifestantes.

“Queremos que el Gobierno Federa ingrese a la comunidad de Tierra Blanca con la fuerza pública, Policía Federal y Estatal para que este grupo armado se pueda retirar y la gente puede retornar a su pueblo. Queremos seguridad y Justicia”, dijo Horacio Santiago.

Hace un año, se intentó ingresar al pueblo acompañado de la Guardia Nacional y funcionarios federales de la Secretaría de Gobernación pero esta operación fue frenada por un grupo paramilitar encabezados por la diputada federal suplente Emelia Ortiz y la diputada federal Beatriz Pérez López, ambas son hijas de los líderes de estos grupos paramilitares y afiliados a Morena.

Se frustró el intento de retorno. Por lo que siguen en la manifestación. El plantón está en la avenida Juárez con el Eje Central (Frente al Palacio de Bellas Artes) y seguirán ahí debido a que han fracasado las mesas de negociaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: