investigaciones especiales

Aumenta en Coatza importación ilegal de roca fosfórica

Debido a la empresa Innophos, Coatzacoalcos desplazaría a la India en la importación de fosfatos ilegales extraídas de una zona en conflicto territorial

CIUDAD DE MÉXICO.

El puerto de Coatzacoalcos se ha convertido en el principal destino de América Latina en recibir roca fosfórica ilegal extraída del Sahara Occidental que está en conflicto internacional por la ocupación marroquí.

De acuerdo a la Organización No Gubernamental Western Sahara Resource Watch, el puerto de Coatzacoalcos ha recibido en los últimos 5 meses del 2021, más de 391 mil toneladas de rosca fosfórica ilegal extraída de la zona en conflicto del Sahara Occidental.

La cantidad de fosfato ilegal recibido en Coatzacoalcos, en el Puerto de Pajaritos, supera a cualquier otro importador involucrado en ese mismo lapso de tiempo, según Western Sahara Resource Watch.

La empresa privada INNOPHOS de México en Coatzacoalcos se convirtió en el principal importador de fosfatos extraídos ilegalmente del Sahara Occidental, en el periodo que comprende la segunda mitad del año 2021.

“Desde la llegada del primer envío el 2 de agosto de 2021 hasta finales de año, Innophos absorbió el 43% de toda la roca fosfórica del Sáhara Occidental ocupado”, condena el Western Sahara Resource Watch, una ONG que denuncia la violación a los derechos humanos del pueblo invadido sarahaui.

A través de los muelles de Innophos en el Puerto de Pajaritos de Coatzacoalcos, el país de México pronto tomará el papel de la India como principal cliente del conflictivo mineral del territorio saharui, según la organización WSRW.

“La roca fosfórica ilegalmente explotada es una de las mayores fuentes de ingresos del Gobierno marroquí, que lo hace contraviniendo el derecho internacional”, condena la organización.

En el año 2021, a nivel mundial zarparon un total de 26 buques desde el territorio sarahui con 1.4 millones de toneladas de roca fosfórica, lo que significa un aumento de aproximadamente 1 millón de toneladas con respecto a 2019-2020, detalla el WSRW.

“La duplicación de los precios del fosfato durante 2021 significa que las exportaciones ilegales son cada vez más lucrativas, quizás por un valor de 349 millones de dólares”, señala.

El mayor cliente del controvertido comercio en 2021 fue India, como ha sido el caso desde 2019. De todas formas, todo apunta que ahora el gran consumidor será México a través de la empresa Innophos.

Innophos en 2018 anunció que había cesado tales importaciones de roca fosfórica del Sahara debido a su “compromiso con la responsabilidad social general”; sin embargo, desde el 2021 decidió reanudar sus importaciones a través del Puerto de Coatzacoalcos.

La empresa se convirtió en el principal importador durante la segunda mitad del año: desde la llegada del primer envío el 2 de agosto de 2021 hasta finales de año, Innophos absorbió el 43 % de toda la roca fosfórica del Sáhara Occidental ocupado.

Los siete envíos que recibió durante los últimos cinco meses de 2021 sumaron 391 mil toneladas, más que cualquier otro importador involucrado en ese mismo lapso de tiempo.

De 2010 a 2022, a manera de denuncia WSRW envió a Innophos de México siete cartas sobre las compras de la empresa en los territorios ocupados, sin recibir respuesta.

Este martes, COSTA VERACUZ publicó la condena pública del embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, excelentísimo Mujtar Leboihi Emboiric, quien solicitó a la empresa Innophos a que suspendiera la entrada de cargamentos de roca fosfórica importada a Coatzacoalcos y que son traídas desde el Sahara Occidental ocupado, invadido por Marruecos.

Los fosfatos del Sahara son unos de los más codiciados y de más alto valor económico debido a su pureza. Es utilizado en la industria del fertilizante y para la elaboración de ácido fosfórico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: