investigaciones especiales

Una falta de respeto y engaño a la Iglesia Católica, la simulación de bautizo por Eric Cisneros en Otatitlán

COATZACOALCOS, VERACRUZ.-

La Diócesis de Coatzacoalcos no reconoce y descalifica el acto de bendición y bautizo con agua bendita que hizo el Secretario de Gobierno en el municipio de Otatitlán, en la celebración de la Santa Cruz ya que considera no tiene ningún valor sacramental tras usurpar funciones que son propias del sacerdocio.

El presbítero Amado Ruiz Gordon, Vicario del Pastoral de la Diócesis de Coatzacoalcos en el sur veracruzano, se pronunció porque la Diócesis de Tuxtla Gutiérrez emprenda una investigación para esclarecer el motivo por el cual el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros, se puso a bendecir y bautizar a personas en un evento público en la celebración de la Santa Cruz en Otatitlán, donde se encuentra el milagroso Cristo Negro.

El Vicario de la Diócesis de Coatzacoalcos opinó que el Secretario de Gobierno Eric Cisneros incurrió en usurpación de funciones al atribuirse actos sacramentales que no le corresponden.

“Cada quien a lo suyo, es como si los padres se pusieran a repartir vacunas. Cada quien en sus funciones. Desconocemos porqué este funcionario se puso hacer eso”, explicó el sacerdote, en entrevista vía telefónica.

Más que una falta grave, el padre Ruiz Gordon dijo que lo que hizo el Secretario de Gobierno fue una falta de respeto a la Iglesia Católica y un completo engaño a los feligreses.

“Está engañando a la gente, está haciendo cosas que no le toca. El agua bendita tiene poder, pero si él lo hizo para ganarse popularidad o con dolo, lucro político, pues deja sin efecto este acto sacramental. Ya no tiene ningún valor sacramental al hacer mal uso del agua bendita”, aclaró el religioso.

Le corresponderá a la Diócesis de San Andrés Tuxtla y a los párrocos de Otatitlán hacer una investigación al respecto y determinar si existió una falta grave, reiteró.

“Habría que analizar el contexto, si este acto lo permitió el Padre encargado de la parroquia de Otatitlán; si le pidió ayuda al Secretario de Gobierno para bendecir con agua bendita… pero en todo caso, para eso están los ministros de la Iglesia o los agentes de pastoral. Para hacer esto se necesita una preparación, una formación religiosa y espiritual”, sostuvo.

Engañó a la gente, es como si él mismo se quisiera bautizar, no se puede. No tiene ningún valor sacramental porque no es sacerdote. Se requiere una preparación formativa y espiritual para hacer labores propias del sacerdocio, concluyó.

En un video que se hizo viral, se observa al Secretario de Gobierno Eric Cisneros haciendo labores propias de sacerdote al bautizar con una jícara, sobre la cabeza de feligreses en el municipio de Otatitlán, lo que generó repudio entre la comunidad católica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: