investigaciones especiales

El conflicto del Acuario de Veracruz

Coatzacoalcos, Veracruz; 16 mayo de 2022.-

Redacción Reporte de Prensa

Desde la mañana del día 11 de mayo la Procuraduría de Medio Ambiente clausuró el Acuario de Veracruz, la zona fue resguardada por personal de la policía auxiliar. Gaspar Monteagudo, jefe de Inspección y Vigilancia de la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente, dio a conocer que se estaba llevando a cabo una inspección al inmueble.

El argumento principal bajo oficio estatal era de que no se conocía realmente cómo estaba operando el Acuario. Al parecer, en su momento, la Procuraduría de Medio Ambiente acusaba a la administración del inmueble comercial que no había cumplido con la documentación que se le había solicitado y aunado a esto estaba la sospecha de que se realizaban eventos privados y fiestas dentro del recinto que dañaban la paz y el medio ambiente de los animales en cautiverio. La misma Procuraduría Estatal denunciaba que había tráfico de especies y omisión en los reportes de decesos de la población en cautiverio y negligencia del personal que labora en complicidad con la administración del Acuario de Veracruz.

El rechazo de la clausura en las sociedades civiles

La clausura del Acuario de Veracruz siendo el recinto más importante de exhibición y conservación de especies marinas en México, y muy renombrado en América Latina como un centro de recuperación ecológica y sustentación de especies en peligro de extinción tuvo un impacto muy fuerte y sensible en la sociedad mexicana. La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en la zona conurbada, dijo que era un error gravísimo y que se presentaba en un momento clave de recuperación económica justo después de la crisis de la pandemia.

La Senadora Indira Rosales San Román pidió que se reabriera lo antes posible el acuario, ya que es un lugar icónico para la entidad Veracruzana. Y señaló, además que: “Se debe de anteponer, justamente, el desarrollo económico de nuestro estado, por encima de cualquier otro interés recaudatorio por medio de la procuraduría y por parte del propio gobierno”.

Earth Mission, una agrupación a favor de la sustentabilidad, señaló que: “Cerrar el acuario es afectar la economía de este recinto que tiene que dar de comer a miles de especies a diario”.
Al estar cerrado el Acuario sin duda tendría una afectacion directa a los comercios, restaurantes, hoteles, palaperos etc. Porque estinmueble representa un atractivo turístico que proporciona un flujo directo de un millon de personas en promedio al año.

El interés del Gobierno de Veracruz en el Acuario

La percepción de la ciudadanía converge con la percepción e interés de los trabajadores del turismo, comercios, hoteles, restaurantes, palaperos y otros. Así como también con las asociaciones civiles que sin ánimo de lucro están interesados en la restauración de la flora, fauna y vida marina de Veracruz que operan sin recursos y lejos del apoyo de programas del estado. La acción reciente de la toma y clausura del Acuario de Veracruz le trajeron a la memoria las veces pasadas en que las gestiones gubernamentales desde Miguel Alemán hasta Javier Duarte intentaron por sus propios medios meter mano al fondo del patronato que el Acuario ha sabido manejar por medio de un consejo de empresarios para mantenerse autosuficientes desde hace tres décadas.

El fondo al que se refieren es de 108,191,012.80 (ciento ocho millones ciento noventa y un mil doce pesos 80/100 m.n.), fondo cuya finalidad obedece a una estrategia comercial que funcione como rescate para poder operar cerrados por una eventualidad en la operacion u otra contingencia que obligue al inmueble a cerrar al publico. Tal como fue el caso de la pandemia que azotó al estado y a México, y por este fondo patronal el recinto del Acuario pudo seguir laborando aún a puertas cerradas.

La operación mensual del acuario es alrededor de 9 millones de pesos mexicanos, y actualmente se está reparando el delfinario por otros 20 millones, el mantenimiento es constante y los equipos son muy especializados. La cantidad de dinero manejada en ese patronato da a pensar que que Cuitlahuac Garcia , al igual que los gobernadores anteriores, también quiere este fondo para sus intereses estatales. La sintomatología general en Veracruz es que la clausura del Acuario se hizo de forma ilegal e improcedente para tomar dinero del patronato.

Suspensión de la Clausura del Acuario de Veracruz

La Procuraduría del Medio Ambiente emite un comunicado oficial en el que reconoce que sus inspecciones son improcedentes ya que la regulación del Acuario de Veracruz es de competencia federal y no estatal. El gobierno mismo lo reconoció y lo fundamentó legalmente en 2020 como una Unidad de Manejo para la Conservación, Manejo y Operación Sustentable de la Vida Silvestre y que debe ser regulado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), estipulado claramente en el oficio INE/CITES/DGVS-CR-IN-0360-VER98 y verificado por la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) de acuerdo a lo que establecen los artículos 9 fracción XXI y 39 de la Ley General de la Vida Silvestre y 86 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente. Conforme a este documento en evidencia queda de manifiesto que queda inprocedente cualquier inspección regulatoria por parte de la iniciativa propia edel estado de Veracruz.

Solo es cuestión de tiempo para que Procuraduría del Medio Ambiente libere el Acuario de Veracruz. Gracias a la protesta social con todas sus voces y al apoyo de los gremios comercial y turístico es que podemos mirar nuevamente en el futuro inmediato las puertas del Acuario de Veracruz una vez más abiertas para todos. Gracias a las acciones del hombre (de todos y de todas) y por su voluntad de procuración por el bien también podremos ver a ese pez vela único en su especie todavía nadando y danzando en un medio exclusivo diseñado para él por mucho más tiempo .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: