investigaciones especiales

Ejército, GN y policías resguardan San Cristóbal de las Casas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.-

El Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Policía Estatal y Municipal restituyeron el orden, vigilan y patrullan San Cristóbal de las Casas, después de la incursión este martes de un grupo armado que desató el temor y la zozobra.

Fuentes gubernamentales informaron que el despliegue militar-policíaco se extiende en la zona del mercado del norte, calles y avenidas de la ciudad.

Con el operativo se protege la integridad y el patrimonio de la población, visitantes y turistas, indicaron.

Este martes, un grupo armado lanzó disparos aire desatando el caos y el pánico entre la población.
Los hechos violentos derivaron de la presunta disputa por la administración y el control del mercado de la zona norte en esa ciudad de los Altos de Chiapas.

Los sujetos con armas largas algunos con chalecos antibalas, según imágenes difundidas en redes sociales, bloquearon la carretera al municipio de Chamula y la entrada sur al mercado de la zona norte.

En esa parte, donde se ubican una gasolinera y una tienda departamental, los armados quemaron llantas que levantaron columnas de humo.

Vecinos se refugiaron en locales próximos y dejaron el área, ante la ausencia del Ejército Mexicano, de la Guardia Nacional y de las policías.

A balazos exigían destitución del administrador de la central de abastos

Fuentes de seguridad dijeron que el conflicto fue porque el administrador de la central de abastos, de quien no dijeron su nombre, supuestamente agredió a una locataria y no le pagó daños ni atención médica.

Un grupo de inconformes acudió a reclamarle; después, hombres armados en motocicletas, llamados «motonetos», se desplegaron en el sitio.

Vecinos cerraron las puertas de sus viviendas y se refugiaron en ellas. Vendedores fijos y ambulantes se replegaron.

Los trabajadores del centro de salud de la zona norte, colindante con el mercado, dijeron que en medio de las detonaciones de balas y cohetes se protegieron tirados en el piso.

Los disparos fueron percibidos con más intensidad entre las 13:00 y las 14:00 horas. La calma volvió cuando uno de los grupos se retiró.

La manifestación de personas armadas en las calles de este martes se suma a otras, en las cuales tampoco hubo intervención de las fuerzas de seguridad.

Horas más tarde acudieron a la zona personal militar, Guardia Nacional, policía de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y Municipal.

Llegaron, además, peritos y agentes ministeriales que realizan las indagatorias preliminares.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: