investigaciones especiales

Sedena estrena uniforme con camuflaje mejorado y difícil de clonar.

SEDENA, 3 Agosto 2022.-

Los elementos del Ejército y Fuerza Aérea estrenan uniforme de campaña. Se trata del “TE3” (transicional, estereográfico y tercera versión de camuflaje), cuya principal característica es que cuenta con un camuflaje más efectivo, que permitirá mejorar las funciones tácticas de los militares. Además, es más cómodo, tiene una mayor ventilación y es más difícil de clonar.

Luis Miguel Fernández, jefe de la planta de teñido, estampado y acabados de la Sedena, detalló que el nuevo patrón de camuflaje tiene un diseño de colorimetría estándar medio, para que se pueda mimetizar en áreas desérticas, selváticas, semi selváticas y de montaña.

La intención de un camuflaje es que el soldado, el material de guerra, pase desapercibido con el enemigo. Entonces, si nosotros proporcionamos mimetización, ocultamiento del personal que labora en el ejército mexicano y fuerza aérea, podemos facilitar sus operaciones, porque al no ser detectado por el enemigo, pueden desplazarse, acercarse al enemigo, sin que sea detectado, y eso da una ventaja operativa.«

Cambiamos el aspecto de cuadritos, por un pixel orgánico, es decir, que tenga formas más comunes que existen en la naturaleza. En la naturaleza no hay cuadros, pero hay formas irregulares, entonces lo que tratamos de hacer es algo más similar a las formas que hay en la naturaleza”, detalló.

El capitán resaltó que el estampado de este uniforme es más difícil de clonar, debido a la superposición de sus colores, que no tienen los camuflajes ordinarios.

En este caso todos los colores tienen una superposición, eso no permite saber cuál es primero, cuál es después. Al no tener límites, crea confusión, y esos efectos ópticos nos permiten generar un camuflaje distinto a los ordinarios”, apuntó.

Adalberto Vargas, jefe de producción de la Dirección General de Fábricas de Vestuario y Equipo de la Sedena, explicó que el nuevo uniforme tiene una mejor ventilación y es más cómodo. Además, tiene bolsas en las mangas y en las piernas, para que el soldado pueda cargar sus instrumentos personales durante sus actividades operativas.

Tienen una tela que le llamamos “calada” que es una tela que permite la transpiración. Entonces esto permite en lugares muy calurosos la transpiración y en donde llueve, que los uniformes se sequen un poco más rápido”, destacó.

El coronel agregó que los nuevos uniformes están fabricados con la tela “ripstop” (igual que los anteriores) la cual es una combinación de algodón y nailon. Explicó que para el tejido de la tela se emplean sistemas neumáticos, que le dan una alta resistencia al desgarre.

Esta composición de los hilos nos permite darles a nuestros uniformes la resistencia que se requiere para las actividades operativas y el confort. Por confort estamos hablando de flexibilidad, suavidad y transpirabilidad, para que el soldado pueda desarrollar sus funciones sin ningún problema”, apuntó.

Jorge Ambia, director general de fábricas de la Sedena, resaltó que este nuevo uniforme es producto de más de dos años y medio de investigación y estudios, por parte de ingenieros militares.

Se dio a la tarea de ir a los diversos ambientes geográficos que hay en el país a hacer estudios de colorimetría, de temperaturas, de los diferentes ambientes que tiene nuestro país, cómo son estos cambiantes, cómo no existe un desierto absoluto en México, así como no hay una selva absoluta, y eso es a lo que tenemos que responder nosotros, con este nuevo tipo de uniforme

No hay un soldado que todo el tiempo esté en un solo ambiente, y eso fue lo que nos motivó a generar un uniforme que pudiera ser usado desde en el desierto de Altar, hasta la selva Lacandona”, detalló.

El general agregó que, para el tercer trimestre de 2023, todos los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional tendrán este nuevo uniforme de campaña. Precisó que este mes se empezará a usar en cuatro regiones militares, para medir su efectividad.

Vamos a poder tener listo un tiraje piloto para agosto, donde vamos a cumplir la orden del alto mando, de mi general secretario, de una unidad en desierto, una unidad en semi desierto, una unidad en selva y una unidad en bosque. Van a usar este uniforme por un periodo de tiempo de uno a dos meses, y vamos a tener la retroalimentación

Siendo así, sería esperar la fecha en que considere la Sedena más adecuada para socializarlo y para dar a conocer a la población cuál va a ser la nueva imagen de su ejército, generalmente utilizan fechas significativas, como el día del ejército, el día de la independencia”, agregó.

El general añadió que el costo unitario de este nuevo uniforme es de mil 100 pesos, y consideró que es el mejor uniforme que ha tenido el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Es transicional, porque va de un ambiente a otro, estereográfico, porque es en capas, y en profundidad
tres porque es la tercera versión que tenemos de camuflaje en México
”, apuntó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: