investigaciones especiales

FUNCIONARIO DE COATZACOALCOS INTENTÓ DESALOJAR A FAMILIA DE JÁLTIPAN.

Se trata de una familia de trabajadores del rancho Los Tulipanes, a los que les adeudan salario desde hace 3 años y no les quieren pagar.

Jáltipan, Ver; 13 septiembre de 2022.-

Con el uso de la fuerza pública, el director de Fomento Agropecuario de Coatzacoalcos, Rutilio de Dios Ramos mandó a desalojar a una familia de trabajadores del rancho Los Tulipanes, pero sólo quedó en intento, luego de que fueran apoyados por gente de los alrededores.

Fue un enviado del funcionario del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, quien es el encargado del rancho junto con Domingo Colorado Teodoro, de Limpia Pública de ese mismo Ayuntamiento, quien llegó la tarde de este domingo al rancho Los Tulipanes, que se localiza sobre la carretera Jáltipan-Coacotla, antes de llegar al puente de la autopista, a bordo de una camioneta, seguida por una patrulla de Seguridad Pública del Estado, ordenando el retiro de una señora y un joven, quienes se encontraban en el lugar, intentando de esta forma desalojarlos, sin embargo estas personas avisaron a sus familiares, llegando al lugar junto con habitantes de los alrededores.

Catarino Alejandro Torres indicó que ellos llevan más de 40 años trabajando en ese rancho de los Tulipanes, siendo contratado por el también encargado, el señor Domingo Colorado, pero el problema es que desde hace 3 años les dejó de pagar, pero si les dijeron que seguirían trabajando, pero ahora, estas personas que llegaron en representación de los dos encargados, tanto Rutilio de Dios Ramos y de Domingo Colorado, los quieren desalojar por las malas, con la fuerza pública, lo cual no lo permitirán.

Consideró además que ambos no son los dueños, sino que otro alto funcionario sea en realidad el propietario de ese bien inmueble. “Nosotros no nos oponemos a desocupar, pero si les pedimos que respeten nuestros derechos y nos liquiden como trabajadores del rancho, pues aquí hemos dejado muchos años, incluso a mi padre le costó la vida porque murió a manos de unos hombres que querían saber quién era el dueño del rancho y como no les dijo, lo mataron a golpes.

Mencionó además que a dicho rancho llegan unidades vehiculares cargadas con productos del campo como fertilizantes, semillas y agroquímicos, por lo que presumen que ambos funcionarios públicos estén desviando estos recursos públicos.

Catarino Alejandro Torres y compañía hicieron un intercambio de palabras con el representante de los dueños del rancho, sin embargo éste finalmente desistió de su intento de desalojarlos y se fue del lugar, seguido de los elementos estatales.

En el lugar, también hicieron acto de presencia elementos de la Policía Municipal, cuya presencia fue requerida por la familia que vive en el rancho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: