investigaciones especiales

Realizan en San Lázaro el primer parlamento abierto sobre el impacto de la pobreza alimentaria en la niñez mexicana

Ciudad de México, a 13 de septiembre de 2022.

La presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas y Afromexicanos, diputada Irma Juan Carlos (Morena), encabezó este martes la mesa 4 del Primer Parlamento Abierto “El impacto de la pobreza alimentaria en la niñez mexicana”, a fin de crear una canasta alimentaria de 20 productos básicos en beneficio de la población infantil.

La legisladora destacó la importancia de enfrentar la pobreza alimentaria para que niñas y niños tengan mejores condiciones de crecimiento y desarrollo en lo físico, mental, emocional y educativo, así como en su vida cotidiana.

Reconoció la falta de cultura alimentaria en las familias mexicanas que enfrentan niveles de pobreza, situación que es posible revertir, ya que se tienen alimentos sanos, accesibles y de bajo costo que se integrarían a una canasta básica garantizada.

El investigador Rodolfo Pinto-Almazán, doctor en Ciencias Biomédicas por la UNAM, informó que 45 por ciento de los casos de mortandad infantil en México se deben a la desnutrición. La mala nutrición genera deserción escolar, bajo rendimiento académico y un impacto económico anual de 28 millones de dólares al sistema de salud, según indicadores de organismos internacionales.

Claudia Erika Fuentes Venado, doctora en Ciencias Biológicas y de la Salud por la UNAM, aseguró que México está en el foco rojo de la UNICEF por la prevalencia de niños con sobrepeso, obesidad y desnutrición, que ocasiona problemas de lenguaje, deficiencia auditiva y disminución del coeficiente intelectual.

Roberto Alvarado Guerrero, nutriólogo de la Universidad Autónoma de Hidalgo, informó que en México hay casi un millón de niñas y niños con desnutrición crónica. Para el desarrollo físico y cognitivo de los niños se requiere una dieta enriquecida con Omega 3 (ácidos grasos), Hierro (para transportación de oxígeno a los órganos), Calcio (crecimiento muscular y óseo), Vitamina A (mejor desempeño cognitivo) y Zinc (para la síntesis de proteínas, reforzamiento de sistema inmunológico y efecto antidepresivo).

Ruth González Tapia, nutrióloga comunitaria de Atlacomulco, Estado de México, lamentó que la dieta infantil de familias en situación vulnerable de pobreza se basa en cereales, frituras y consumo de refrescos embotellados azucarados, lo que ha posicionado a México como el primer país latinoamericano en consumo de alimentos industrializados. Se requiere regular la publicidad de alimentos y reincorporar los desayunos escolares y comedores comunitarios, sugirió.

Por su parte, Ayari Pasquier Merino, doctora en Ciencias Sociales por El Colegio de México, se pronunció por la creación de una canasta básica sana, equitativa y sustentable no únicamente para niñas y niños de familias vulnerables, sino de todo el país, a fin de dar cumplimiento al artículo 4° constitucional en el cual el Estado debe ser garante de este derecho en seguridad alimentaria.

Jesús Jorge Coutiño Velásquez, doctor en Ciencias Agrarias por la Universidad Autónoma Chapingo, comparó la experiencia entre México y Chile de sus respectivos sistemas de etiquetado para alimentos procesados. Aún falta obligar, dijo, a las empresas transnacionales asentadas en el país a que reduzcan sus concentraciones de sodio, grasas y calorías de los productos industrializados que ofertan a consumidores.

La doctora Arely Vergara Castañeda, investigadora de la Universidad La Salle, recordó que la dieta en México se reconfiguró luego de la aplicación del Tratado de Libre Comercio, en donde se reporta un alto consumo de alimentos industrializados y productos derivados de la leche.

Leticia Arcelia Cervantes Turrubiates, especialista en Nutrición Aplicada y Educación Nutricional, mencionó que el país requiere una canasta básica alimentaria, según grupos de edad, que satisfaga necesidades nutricionales con una disponibilidad de alimentos inocuos, nutritivos y sabrosos, asequible desde el entorno escolar.

La investigadora en Fisiología de la Nutrición, Martha Guevara Cruz, remarcó que el cuidado nutricional desde la niñez es un derecho humano que garantiza el crecimiento para ser un adulto sano, por lo que el Estado tiene que realizar estudios de riesgo nutricional, detectar casos de desnutrición y prevenir enfermedades.

Héctor Alejandro Arellano Corona, médico por la UNAM con posgrado en fisiología por la Universidad de Duke, se pronunció por un etiquetado de alimentos que destaque lo saludable del producto. Exhortó a consumir nopal, que posee compuestos bioactivos contra las enfermedades. Mencionó que antes de legislar para combatir la malnutrición infantil, se requiere hacer un estudio de la genética de la población.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: